Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Santos y Maduro establecen ruta para "progresiva" normalización en la frontera, tras cumbre presidencial en Quito

Foto: AFP



Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Nicolás Maduro, establecieron este lunes, durante una reunión mantenida en Quito, el retorno de sus respectivos embajadores y la apertura de una investigación sobre la situación de la frontera común.

Los mandatarios acordaron un plan de trabajo entre ambos países para normalizar la situación en la frontera, después de más de 4 horas de reunión.

Santos y Maduro lograron pactar "el retorno inmediato de los respectivos embajadores (...) y la progresiva normalización de la frontera", señaló una declaración conjunta leída por el mandatario Rafael Correa.

El acuerdo de Quito prevé además que Colombia y Venezuela realicen una "investigación de la situación de la frontera" de 2.219 km, tras el cierre parcial que ordenó Caracas el 19 de agosto, a raíz de un ataque a una patrulla venezolana que dejó tres heridos.

También decidieron tratar con sus equipos ministeriales "los temas sensibles" relativos a la crisis fronteriza que han mantenido, lo que harán a partir de una primera reunión que se celebrará este miércoles en Caracas, según una declaración leída por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al término de la reunión.

Además, se acordó que se irá reabriendo “progresivamente” la frontera entre Colombia y Venezuela, al mismo tiempo que se irá trabajando con los Ministros de ambos países para combatir los delitos del contrabando y las bandas criminales.

El mandatario colombiano saludó el regreso de los embajadores a Bogotá y Caracas, tras ser llamados a consultas el 27 de agosto.

"Aquí primó, como dice el presidente Maduro, la sensatez. Esta fue una discusión, un diálogo sereno, respetuoso y productivo y me complace muchísimo poder restablecer este diálogo con Venezuela porque lo hemos dicho tantas veces: cuando dos mandatarios tienen diferencias quienes sufren son los pueblos", destacó el presidente Santos.

"Triunfó la sensatez, el diálogo y lo que debe triunfar siempre: la paz, la paz entre nuestros países", expresó Maduro.

Los siete puntos acordados en Quito

1. El retorno inmediato de los respectivos embajadores.

2. Realizar una investigación de la situación de la frontera.

3. Reunir equipos de ministros para empezar a tratar los temas sensibles de la frontera. (Reunión que continuará el miércoles 23 en Caracas.)

4. La progresiva normalización de la frontera.

5. La coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país.

6. Hacer un llamado al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia.

7. Continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.

Diálogo proseguirá en Caracas

En las declaraciones de los presidentes Santos y Maduro se reafirmó la importancia de los lazos históricos pero se reconoció la importancia de respetar los modelos económicos, políticos, jurídicos y sociales que difieren en los dos países.

Por su parte, el presidente Santos reconoció el "derecho" de Venezuela de imponer controles en la zona limítrofe pero recordó que lo "único" que exigía era que se "respetaran los derechos de los colombianos" que fueron deportados o se vieron forzados a salir.

Además, dijo entender "perfectamente" la preocupación de Maduro por las bandas que trafican con droga y mercancía en la frontera.

"Nosotros estamos también interesados en combatir esas mafias y la mejor forma es hacerlo juntos; así somos más efectivos", sostuvo.

A su turno, Maduro admitió que la reunión con su homólogo colombiano "no ha estado exenta de complejidades" pero que aún así no "hay cabida para el odio, para la intolerancia ni para el revanchismo".

Santos aprovechó igualmente la cita para agradecer el papel de Venezuela en las negociaciones en Cuba del gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC, en las que Caracas actúa como garante.

De esa forma, los presidentes lograron poner paños fríos a una crisis que escaló en la última semana con las denuncias de Colombia sobre tres incursiones aéreas y una terrestre en su territorio por parte de fuerzas venezolanas.

Al respecto, Santos dijo que acordó con Maduro que "se iba a investigar algunos incidentes en la frontera" relacionados con "la violación del espacio aéreo" colombiano.

"El presidente Maduro quedó también comprometido para investigar esos hechos y acordamos restablecer ese camino que ha sido fructífero para los dos países, establecer las instancias que existen en los diferentes temas, temas que nos deben unir para trabajar conjuntamente", expresó.

Los gobernantes agradecieron las gestiones de Ecuador y Uruguay, que lograron lo que parecía muy difícil hace apenas unos días: juntar en la misma mesa a Santos y Maduro.

Asimismo los jefes de Estado, se comprometieron a construir acuerdos para la solución de problemas que afectan a las dos naciones en la zona de frontera, orientados en el mutuo respeto y el desarrollo económico y social.

Los mandatarios coincidieron en la importancia de fortalecer el diálogo bilateral y la voluntad política para garantizar el cumplimiento de los propósitos, en el marco del respeto al derecho internacional.

 

Reacciones luego del encuentro de mandatarios

Diferentes reacciones se han presentado, luego de la reunión de los mandatarios de Colombia y Venezuela.

Los expresidentes de Colombia Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana, criticaron el encuentro realizado en Quito, para solucionar la crisis que actualmente se vive en la frontera Colombo venezolana.

Por medio de su cuenta en Twitter, Pastrana señalo que Colombia "salió a deber a Venezuela por la violación de los Derechos Humanos de los Colombianos"


De igual forma el expresidente y actual Senador Álvaro Uribe, rechazo la reunión, se refirió a las Farc en la frontera, la violación a derechos humanos, el secuestro, la tortura entre otros temas





RCN La Radio con EFE y AFP