Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
Masacre de El Aro
La masacre de El Aro (Antioquia) ha sido una de las más sangrientas en el país.
Foto: Colprensa

El grupo de representantes civiles de las víctimas de las masacres  de El Aro, La Granja y el crimen de Jesús María Valle, ocurridos en Antioquia en los años 90, aseguraron que la decisión de la Corte Suprema de Justicia de declarar estos casos como un delito de lesa humanidad,  abre una luz de esperanza para dar con todos los responsables de estos graves hechos.

Así lo señaló Maria Victora Fallón, directora del Grupo  Interdiscipinario GIDH que representó a las víctimas de la Masacre del Aro, La Granja y el crimen del líder de derechos humanos, Jesús Maria Valle, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

De igual forma, sostuvo que confía que con esta decisión de la Sala Penal de la Corte, finalmente se avance en las investigaciones penales que vinculan a las altas autoridades civiles y mandos militares en Antioquia.

"Esto abre una luz de esperanza, al menos para las víctimas, en el sentido de que no todo esta terminado en la búsqueda de justicia", dijo la abogada Fallón.

También sostuvo que "El hecho de que se declare de lesa humanidad permite que el Estado persista en el cumplimiento de la orden  de la Corte Interamericana, porque si los casos se cerraban el Estado quedaba incumpliendo dicha orden  en materia de justicia".

Igualmente, señaló que con esta decisión se da la oportunidad para que se investigue a fondo la posible responsabilidad del expresidente  y senador Álvaro Uribe Veléz, en relación con estos hechos.

"De nuevo se abre la esperanza de que se haga una investigación, el senador Uribe ha repetido cada vez que se pone el tema del Aro y la Granja en el escenario público,  que es algo otra vez de  mismo, pero la realidad es que nuca ha sido investigado por estos hechos, a pesar de que él era el gobernador del Antioquia cuando eso ocurrió", dijo la abogada Fallón.

La jurista indicó, "está probado que esas convivir que él impulso se convirtieron rápidamente en grupos paramilitares que fueron los que realizaron  las masacres en Antioquia, en connivencia con el Ejército y la Policía, Jesús Maria Valle denunció esos hechos en el año 1997 y fue lo que causó que lo asesinaron en 1998".

La declaración de lesa humanidad significa que los procesos por los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, secuestro y desplazamiento forzado, asociados a las masacres y el homicidio, no prescribirán, es decir, podrían ser investigados a lo largo del tiempo.

Es de recordar, que en una decisión de segunda instancia, proferida en febrero pasado, el Tribunal Superior de Medellín compulsó copias para investigar a Uribe por la masacre de El Aro.  

“Existen suficientes elementos de juicio conforme a lo expresado en esa decisión, que probablemente comprometen la responsabilidad penal de varias personas como el gobernador de Antioquia de ese entonces Álvaro Uribe Vélez”, señaló la sentencia de ese momento del Tribunal de Medellín.

El senador Álvaro Uribe Vélez ha señalado en varias ocasiones que no tiene responsabilidad alguna en estos hechos.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.