Este sábado se cumplen diez años de la masacre de los nueve concejales de Rivera, Huila, a manos de la columna Teófilo Forero de la guerrilla de las Farc, que se dio en el restaurante Los Gabrieles cuando los funcionarios se encontraban en un almuerzo de trabajo; la tragedia ocurrió dos semanas antes de las elecciones para el Congreso. Martha Aguirre, presidenta de la Fundación Sonrisas de Colores, habló sobre la masacre y explicó que esta "es la primera institución que desaparece la guerrilla, porque los nueve integrantes del concejo son asesinados a la 1:20 de la tarde mientras sesionaban". "Eran hombres, padres, hijos, hermanos, amigos muy queridos por el municipio. La guerrilla ingresó por la parte de atrás del lugar y dicen los testigos que la masacre duró menos de treinta segundos", indicó. Agregó que junto con las familias de los concejales consideran que "es un acto de desagravio por parte del gobierno porque después de casi diez años, un fallo les da la razón en la demanda que presentaron sobre la seguridad frente a sus vidas, y el estado no se ha pronunciado al respecto". Por último, Aguirre dijo que no han recibido ninguna forma de perdón por parte de las Farc. "El Huila ha sido uno de los departamentos más afectados por el conflicto armado e irónicamente no nos nombran en las mesas de conversación. Además, con Rivera, el gobierno ha sido ingrato", puntualizó.