Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Se enreda debate de pensiones en la Corte Constitucional por impedimentos

Al impedimento presentado por <b>el magistrado Alexei Julio Estrada</b> al considerar que podría tener intereses en la discusión, se sumó otro más en contra <b>del magistrado Jorge Ignacio Pretelt</b>. Por esta razón, se aplazó nuevamente el debate de pensiones en la Corte Constitucional.

La Sala Plena de la Corte Constitucional le dio la razón al magistrado Julio al señalar que podría ser ternado por el Consejo de Estado para elegir el cargo de magistrado en la Corte Constitucional, por lo cual no sería imparcial su juicio de valor sobre el tema.

Ahora la Corte tendrá que designar un conjuez para que participe en la Sala Plena del alto tribunal, que definirá si pone o no un tope a las pensiones excesivas de congresistas y magistrados.

De otro lado, surgió un nuevo recurso contra el ponente del proyecto, Jorge Pretelt, al considerarse que podría estar incurso en un impedimento porque su padre tiene en la actualidad una pensión. La Corte Constitucional tendrá que designar otro conjuez para que evalúe si acepta o no el impedimento que anteriormente fue negado por la misma sala.

Por este caso, otros cuatro magistrados de los nueve que integran el alto tribunal ya se habían declarado impedidos para participar en esa decisión.

Nilsón Pinilla, Iván Palacio, Ernesto Vargas y María Victoria Calle consideraron que por estar ya pensionados o estar tramitando su pensión no podían participar en esa Sala Plena.

El reglamento de la Corte establece que en estos casos, los cinco magistrados restantes deben decidir la demanda por unanimidad. En caso contrario, se deben nombrar conjueces para resolver el asunto.

La demanda pide que las jubilaciones de exmagistrasdos y excongresistas, tal como lo establece el Artículo 17 de la Ley 4 de 1992, debe ser declarada inexequible.

La norma ha permitido que estos altos dignatarios se jubilen con mesadas superiores a 255 salarios mínimos (14 millones de pesos), violando una reforma constitucional del 2005 que estableció como tope ese monto.