Cargando contenido

La audiencia pública será en simultáneo con una marcha nacional que se adelantará contra esta actividad.

Consejo de Estado
Consejo de Estado.
Prensa Partido Liberal

El Consejo de Estado inicia la primera audiencia pública para fijar todo el litigio y las pruebas que se tendrán en cuenta en la discusión sobre la demanda que tiene frenada la decisión del Gobierno, de iniciar la extracción de hidrocarburos a través del fracking.

En el proceso de análisis, el alto tribunal ya profirió medidas cautelares suspendiendo temporalmente las normas a través de las cuales, el Gobierno había fijado criterios para la explotación de hidrocarburos a través del fracking, al concluir que la aplicación de la actividad podría acarrear una afectación grave al medio ambiente y a la salud humana.

Lea tambiénConsejo de Estado suspende normas que regulan el fracking

Se trata del decreto 3004 y la Resolución 90341 del Ministerio de Minas y Energía que regulan técnicamente la implementación de técnicas no convencionales de explotación de hidrocarburos en el país.

La decisión sobre esas medidas cautelares estuvo en manos del magistrado de la Sección Tercera y vicepresidente de la Corporación, Ramiro Pazos Guerrero, centrándose en las normas que buscan ajustar las medidas para autorizar el uso del fracking al cuidado del medio ambiente y al “principio convencional y constitucional de precaución”; es decir, Ley 1530 de 2012 y Conpes n.° 3517 de 2008.

La audiencia pública se realizará en simultáneo con la marcha convocada en más de 80 municipios del territorio nacional y en la que esperan movilizar a cerca de 300.000 personas, con el objetivo de pedirle al presidente Iván Duque que no permita esta actividad.

Más enDefensoría alertó por presencia de Cartel de Sinaloa en Caquetá

Varias organizaciones ambientales esperan que el Consejo de Estado tenga en cuenta un informe de la Contraloría General del 2012, en el que advierte sobre las consecuencias negativas de dicha práctica y sobre el posible aumento de la sismicidad, la contaminación hídrica y la consecuente afectación de la salubridad provocadas por el fracking.

Lo anterior se evidencia aún más, según la Contraloría, “si la técnica se desarrolla en zonas de áreas protegidas y ecosistemas estratégicos, como los páramos”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido