Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Se levantó paro de habitantes cercanos al relleno de Doña Juana

Comunidad de barrio el Mochuelo y autoridades Distritales llegaron a un acuerdo para levantar el paro y permitir el ingreso de más o menos 500 camiones de basura al relleno sanitario de "Doña Juana".

Desde muy temprano aproximadamente 120 habitantes del barrio el Mochuelo en la localidad de Ciudad Bolívar, decidieron adelantar una jornada de paro porque según ellos, no se está respetando el terreno dispuesto para el relleno sanitario, invadiendo zonas muy cercanas a sus viviendas y veredas.

Los habitantes exigen un mejor manejo de las basuras, además que no utilicen zonas que no están permitidas, bajo esas condiciones llegaron a un acuerdo con funcionarios de la CAR y la UAESP, resaltándose los siguientes acuerdos.

"Tenemos acuerdos que quedaron pactados a tres semanas, también hay acuerdos a tres meses, a seis meses y a un año, el primer acuerdo es que donde están depositando la basura tiene que terminarse en tres semanas, después se van a una zona que ellos llaman residuos sólidos y duran un mes y en otra zona que se llama terraza ocho, un mes más" destacó uno de los campesinos de la zona.

Los habitantes aseguraron que durante siete años y medio continuarán usando ese punto como zona de relleno sanitario, sin embargo se destacó que dentro de los acuerdos quedó establecido que no podrán continuar trabajando hacia las zonas cercanas a las viviendas, teniendo en cuenta que según las leyes se debe tener una distancia de mil metros, aunque hoy en día los habitantes destacaron que sus casas quedan a menos de trescientos metros, en sus palabras "vivimos rodeados de basuras".

Las familias campesinas de esta zona viven de actividades agropecuarias, según ellos por el relleno sanitario sus trabajos se han visto afectados, además destacan serios problemas de salud.

"En la tierra la papa ya no se cosecha como antes, en nuestros hogares encontramos serios problemas de salud, más que todo los niños, hay vómitos, diarreas, infecciones y problemas respiratorios".

Además de estos inconvenientes, los habitantes destacaron la presencia de moscas y roedores.

"Cuando comemos las moscas son encima de los platos, ahora tenemos muchísimas ratas, son gigantes, parecen conejos, con decirle que se nos están comiendo los gatos y las gallinas" destacaron los habitantes.

Finalmente, los habitantes esperan que dentro de los acuerdos se logre que las montañas de basura no continúen siendo tapadas con bolsas como ocurre hoy en día, exigen que este proceso se haga con arcilla, con el fin de contener la proliferación de roedores y malos olores.