Los ascensos de varios integrantes de la Fuerza Pública cada día se enredan más en el Congreso por los cuestionamientos de carácter judicial que tienen algunos de ellos. El caso del general Luis Eduardo Martínez, quien fue comandante de la Policía de Bogotá, es el que más suspicacia ha despertado, ya que fue mencionado en una declaración del narcoparamilitar alias ‘Macaco’ y el también general Mauricio Santoyo, quien lo sindicó ante una corte de Estados Unidos de haber tenido vínculos con la ilegalidad. Ante estas dudas, la senadora Nidia Marcela Osorio renunció a la ponencia del ascenso de este oficial, lo que obligó a las directivas de la Comisión Segunda del Senado a nombrar a los 13 integrantes de esa corporación como ponentes. Estas inquietudes podrían dar al traste con la promoción del general Martínez. Incluso, se habla que algunos ascensos podrían aplazarse para el mes de marzo del 2016. El senador Iván Cepeda dijo que estos hechos demuestran que se necesita con urgencia reformar la manera como se asciende a los uniformados. “Creo que esto nos remite nuevamente a un asunto que hemos discutido año tras año en el Congreso y es la necesaria reforma del sistema de ascensos de las Fuerzas Militares y de Policía por parte de la corporación”, señaló. Este martes se espera que la Comisión Segunda del Senado vote en primer debate los ascensos de 38 oficiales de la Fuerza Pública.