Cargando contenido

Según el gremio de cada 100 carros robados, 15 son usados para extorsionar a sus dueños.

Movilidad en Bogotá
Más de 37 por ciento de los vehículos están evadiendo este requisito obligatorio.
Foto: Colprensa

Pese a que el hurto de vehículos tuvo una disminución del 5% en el 2017, el presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, alertó que el secuestro de automotores ha ido creciendo en los últimos meses.

"El secuestro del vehículo y un posterior rescate del mismo ha cogido mucha fuerza, y lamentablemente solamente están asegurados en el país sólo el 30% de los carros", dijo el dirigente del gremio.

Zuluaga explicó que el 90% de este delito de secuestro no se denuncia ya que el propietario siempre accede a pagar el rescate por no tener el vehículo asegurado, "tristemente y lamentablemente la gente paga el rescate para poder recuperar su vehículo, dependiendo el costo del vehículo es el valor del rescate".

En este sentido el presidente de Asopartes le pidió a las autoridades medidas especiales para frenar la modalidad de secuestro de vehículos, que en su concepto ha tenido un aumento de 15%.

"Tenemos una preocupación bastante grande ya que ha crecido mucho el secuestro de los vehículos y después la extorsión para pedir rescate, cifras que no las ven las autoridades porque la gente no denuncia, de manera que tenemos que entre este tipo delito y el auto robo, se ha percibido un 15% de incremento", indicó.

Zuluaga agregó que las pérdidas para el sector autopartista por el robo de automotores ascienden a US$500 millones, alrededor de $1.5 billones.

Agregó que "el punto débil para que las autoridades no pueden golpear con eficacia a estas bandas dedicadas al robo de autopartes son los jueces de garantías, ya que tanto la Policía como la Fiscalía hacen inmensos esfuerzos para llevar a estos ladrones ante la justicia y los sueltan con una facilidad tremenda".

Encuentre más contenidos

Fin del contenido