Ante la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, el abogado Jaime Granados, quien representa los intereses del senador Musa Besaile, radicó lo que sería “una matriz de colaboración”. Lo que busca la defensa de  Besaile es que la Corte aplique en este caso los beneficios que otorga la Ley 906 en un proceso de la antigua Ley 600, y es cesar la investigación penal por el delito menos grave a cambio de que el congresista entregue datos, información y detalles relevantes con el fin de ayudar a la justicia. “Con fundamento de la información que él posee por ser testigo presencial, por estar en el centro de los temas que interesan, pues va a dar esa información y aportar las pruebas pertinentes para que la Corte pueda cumplir con su función”, dijo el abogado Granados. El congresista es procesado por haber pagado $2.000 millones al denominado 'cartel de la toga', argumentando que todo fue producto de una extorsión.