Senadores Españoles en Venezuela. / Foto: AFP

Solicitaron entrevistas con representación de la Fiscalía y con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, pero que hasta el momento no habían tenido respuesta. 

Un grupo de senadores españoles de diferentes organizaciones políticas arribaron este miércoles a Caracas con la intención de visitar a los dirigentes opositores encarcelados, reunirse con parlamentarios opositores y procurar un acercamiento con representantes de los poderes públicos ante la crisis política que vive Venezuela.

"Venimos sin ningún ánimo más que el de conocer y entrevistarnos con los parlamentarios de la MUD (la coalición opositora Mesa de la Unidad) con absoluto respeto a las instituciones y al gobierno", dijo a una radio local Dionisio García Carnero del Partido Popular (PP).

García detalló que solicitaron entrevistas con representación de la Fiscalía y con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, pero que hasta el momento no habían tenido respuesta.

El senador del PP dijo que pretenden reunirse con la presidenta del Consejo Nacional Electoral para ofrecerse como "observadores electorales internacionales" en los próximos comicios legislativos, convocados para el 6 de diciembre.

En la tarde, García, acompañado por Iñaki Anasagasti del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Andrés Gil del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Josep Maldonado de Convergencia i Unió (CiU), se encontraban en las afueras de la residencia de Antonio Ledezma, a quien se le otorgó casa por cárcel desde finales de abril, cuando fue sometido a una intervención quirúrgica.

Ledezma, de 59 años, alcalde mayor de Caracas reelecto en 2013, fue detenido el 19 de febrero y enviado a una prisión militar acusado de "apoyar a grupos que pretendían desestabilizar el país a través de acciones violentas".

Se prevé que los políticos españoles intenten visitar en prisión al opositor radical Leopoldo López y al exalcalde de San Cristóbal (Táchira, oeste de Venezuela) Daniel Ceballos, acusados de incitar a la violencia en las protestas antigubernamentales que dejaron 43 muertos entre enero y mayo de 2014.

En junio, el exjefe de gobierno español Felipe González visitó Caracas y se reunió con el apresado alcalde Ledezma y miembros de la MUD, pero abandonó el país dos días después al no recibir autorización para visitar a López y Ceballos.

También en junio, varios senadores brasileños, tanto de la oposición como de la base aliada del gobierno, llegaron a Caracas con el mismo objetivo, pero abandonaron el país horas después sin haber podido llevar a cabo su agenda y con denuncias de que la furgoneta en la que se movían fue atacada por un grupo de manifestantes, a los que identificaron con el chavismo.

Por: AFP