Luego de que la Contraloría alertara sobre un presunto desorden en la nómina del sector justicia, el presidente de uno de los sindicatos de la Rama Judicial, Fredy Machado, dijo que la Fiscalía debe intervenir para verificar si se trata de alguna conducta penal al interior de la Rama.

“Se hace necesario que intervenga la Fiscalía para que realmente defina si se trata de una conducta delincuencial o no, eso también es transparencia, para que todos tengamos la tranquilidad del manejo que se le está dando a la nómina al interior de la Rama Judicial”, expresó Machado.

Uno de los informes de la Contraloría revela siete hallazgos fiscales por $1.716 millones en temas como la prescripción de acciones de cobro, el pago de intereses por pagos laborales extemporáneos y sumas liquidadas en exceso por conceptos de nómina en las Direcciones Seccionales de Administración Judicial en Cali, Medellín y Barranquilla.

Señala también que las dos investigaciones preliminares corresponden a dobles pagos de nómina y recobro de incapacidades.

Al respecto la presidente del Consejo Superior de la Judicatura, la magistrada Martha Lucia Olano, señaló que las falencias se estarían presentando con la mala manipulación del sistema de nómina de la Rama, Kactus, que permite digitalizar los procesos de pago de salarios y prestaciones sociales.

"Hemos encontrado dificultades con el sistema, las seccionales de pronto lo están manejando manualmente y ahí es donde se presentan las inconsistencias”, adviritó.

Por su parte el director Ejecutivo de la Rama Judicial, Mauricio Cuestas, señaló que “no hay irregularidades, sino debilidades” que se están subsanando con el desarrollo del sistema de pago de nómina, Kactus.

"La liquidación de nomina a traves de Kactus ha sido un problema (...) ya estamos trabajando en un plan de mejoramiento”,agregó Cuestas.