Cargando contenido

Un experto en ingeniería geológica explica que estos movimientos telúricos disminuyen la posibilidad de una catástrofe.

Sismos
Sismos.
AFP

Los recientes sismos que se han presentado en Colombia, y que se han sentido con mayor fuerza en algunas regiones, han desatado la preocupación en cientos de ciudadanos que ante estos episodios naturales comienzan a prepararse para una posible catástrofe

Pues las suposiciones y rumores que desata en las personas este tipo de eventos en la tierra crecen con rapidez cuando los fenómenos, como estos recientes temblores, comienzan a presentarse con mayor frecuencia. 

Le puede interesar: Fuerte temblor se sintió en Colombia

Una de las conclusiones a las que han llegado recientemente las personas en Colombia, que han sido testigos de los temblores de las últimas 72 horas, es que estos fenómenos son el anuncio de que va a haber un terremoto. Una deducción que para los expertos es bastante irresponsable ya que lo que provoca es que aumente el pánico colectivo, más aún cuando esta “teoría” es difundida a través de las redes sociales

Es por esto que el director del Programa de Ingeniería Geológica de Areandina, Detmer Pitre, se pronunció frente al tema, aclarando que los terremotos son fenómenos naturales que, aunque con el avance de la ciencia y la tecnología se ha llegado muy lejos para tratar de percibirlos a tiempo, en ninguna parte del mundo se está exento de vivirlos

Señaló que aunque siempre se debe estar preparados para una catástrofe natural, los sismos no deberían ser una mayor preocupación ya que, por el contrario, serían una señal positiva

Lea también: Fuerte sismo sacudió el centro oriente de Colombia

 Según explicó el experto, los sismos tan seguidos que ha habido en diversas partes del país, estarían evitando la posibilidad de que un fenómeno como un terremoto se presente. “Es mejor que tiemble constantemente para que no ocurran catástrofes”, deduce Detmer Pitre.  

Lo argumenta explicando que la acumulación de energía en el planeta se da a causa de los constantes contactos de las placas tectónicas y dicha energía se libera a través de movimientos bruscos generando actividades sísmicas, volcánicas y tectónicas.  

Es por esto que asegura que “es bueno que se presenten sismos con regularidad”, pues explica que es a través de estas actividades que se puede liberar la energía acumulada y que entre más se libere a través de movimientos suaves -como sismos- se puede evitar una gran acumulación que desate una liberación de mucha energía, a través de maremotos o terremotos

Detmer Pitre pone como ejemplo lugares donde los temblores se dan con gran frecuencia como Indonesia o Chile y en Colombia, La Mesa de Los Santos (en Santander), donde pese a que estos movimientos telúricos son cada tres días o cada semana, no se presentan eventualidades graves por terremotos. En estos lugares los sismos más frecuentes son de intensidad 1 y 2 en la escala de Richter, lo cual no los hace “tan demoledores, pues liberan energía poco a poco, no de golpe como sí lo hace un terremoto”. 

El experto insistió en que estos movimientos sísmicos son eventos naturales que únicamente se generan por el contacto de las placas tectónicas, y que las teorías de que el calor u otros temas naturales generen sismos, “son afirmaciones que no pasan de ser mitos”. 

Más noticias: Viviendas resultaron afectadas por temblor en Tolima y Cauca

Aclaró también que Colombia es un país vulnerable a los sismos ya que se encuentra ubicada en una región donde convergen cuatro las placas tectónicas (Nazca, Caribe, Cocos y Sudamericana), las cuales “son las responsables de los movimientos del planeta”. 

Pese a sus afirmaciones, Detmer Pitre hizo un llamado a los ciudadanos a ser precavidos y saber actuar frente a estos temblores, al tiempo que aclaró que dentro de lo que se debe tener en cuenta es “el ruido”. Detalló que hay que estar pendiente del ruido que genera un sismo ya que ayuda a indicar la intensidad. “Entre mayor ruido durante un evento sísmico, es mayor la probabilidad de que sea de gran magnitud”, explicó. 

“Normalmente se siente un ruido bastante particular. Este se genera por el contacto entre las ondas producidas por las placas tectónicas y el suelo de la corteza terrestre; lo que hace suponer que el suelo no es de muy buena calidad y existe alta vulnerabilidad a la hora de tener un sismo de gran magnitud”, concluyó el experto en Ingeniería Geológica.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido