El Ejército Nacional respondió al Mecanismo de Monitoreo y Verificación sobre el único incidente, de los 41 que reportaron en su último informe, calificado como 'Fuera de Órbita'.


El MM&V había dejado claro que continuaba a la espera de la respuesta del Gobierno sobre el incidente relacionado con el abuso sexual de una menor de edad por parte de un integrante del Ejército Nacional.


Las explicaciones tenían como fin para determinar si la persona involucrada se encontraba vinculada al proceso del Cese el Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo.


La repuesta de Ejército Nacional asegura, entre otras cosas, que el soldado sigue bajo custodia de la Fiscalía N. 3, en Cúcuta, a donde llegó luego de que Medicina Legal entregara el dictamen que lo inculpaba.


De igual forma, la institución aseguró en su respuesta, desde que se conocieron los hechos, que el soldado responsable de esta agresión, sí hacia parte de la seguridad de la zona veredal de Caño Indio, lugar del que fue apartado cuando se confirmó su delito.


"El soldado fue dado de baja por orden de un comité especial inmediatamente se procedió disciplinariamente. En su momento sí hacia parte de la zona verdad de Caño Indio ya no está vinculado".


Los hechos ocurrieron el pasado 28 de diciembre en la Vereda El Progreso, Municipio de Tibú, Norte de Santander.