En una visita adelantada a La Guajira en compañía de la directora del ICBF, Cristina Plazas, el superintendente nacional de Salud, Norman Julio Muñoz dijo que la entidad decretará medidas cautelares en la región para garantizar la atención de menores con desnutrición. Muñoz explicó que "esta medida consiste en otorgarle a las instituciones responsables 48 horas para el cumplimiento de sus obligaciones", a lo que agregó que "las sanciones no van solo para las instituciones sino para los responsables de las instituciones, vamos a revisar por qué las EPS no están cumpliendo con sus obligaciones". Durante la visita, los funcionarios constataron fallas en la prestación del servicio de salud y desconocimiento de la ruta de atención para niños en situación de desnutrición en algunas IPS de La Guajira, así como la no disponibilidad de la fórmula terapéutica para el manejo de la desnutrición. Así mismo, el ICBF y la SuperSalud hicieron hallazgos sobre la falta de seguimiento por parte de algunas EPS e IPS a los casos que atienden y la no articulación entre la Secretaría de Salud departamental y las municipales. En este sentido, la SuperSalud mantendrá presencia permanente durante todo el mes de abril en La Guajira con el objetivo de hacer seguimiento a los compromisos adquiridos por las IPS, EPS y Secretarías de Salud, además de imponer medidas cautelares donde sea necesario para garantizar la atención oportuna de los niños con desnutrición y el retiro forzoso de las EPS que no están cumpliendo con sus responsabilidades.