La medida tiene como objetivo proteger los derechos en salud de los ciudadanos. El Superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz ordenó la intervención administrativa para el Hospital Departamental San Jerónimo de Montería, Córdoba, tras analizar el informe de evaluación financiera y administrativa de la IPS, que reveló que la situación actual del centro médico pone en riesgo la adecuada y oportuna prestación de los servicios de salud a los usuarios. "La medida ordenada por esta Superintendencia busca reactivar en su totalidad la prestación de los servicios de salud, en condiciones de calidad y oportunidad para los usuarios en Córdoba, así como la estructuración de un plan de acción para darle solución a las dificultades administrativas, financieras, jurídicas y de prestación que presenta en la actualidad el Hospital San Jerónimo", aseguró Norman Julio Muñoz. Por último, el Superintendente manifestó que la intervención tiene como objetivo proteger los derechos en salud de los ciudadanos que acceden a los servicios prestados por el Hospital. La intervención fue realizada al término de un año.