Luego de que se conociera la muerte de una niña de cuatro años por consumir los populares triquitraques o totes, la Superintendencia de Salud decidió abrir una investigación sobre este caso. (Lea aquí: Ya van 208 personas quemadas con pólvora en el país) Este es el segundo proceso que se abrirá, luego de que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) aperturó una investigación para señalar a los responsables de este hecho, ocurrido en Santa Marta. Según señaló Luis Fernando Cruz, superintendente (e), "sobre el caso de Melani ya activamos nuestra acción, y la directora del Bienestar Familiar anunció que investigará el caso y nosotros también lo haremos, con el fin de determinar cuáles fueron los hechos que rodearon este lamentable incidente”. El funcionario lamentó el fallecimiento de la menor y dijo que este tipo de casos, "no puede volver a repetirse en el país". (Lea: ICBF denunciará a los padres de una niña que murió tras ingerir pólvora) La SuperSalud hizo un llamado a los padres de familia para que estén más pendientes de sus hijos y eviten que resulten quemados con pólvora. Y es que según el más reciente informe del Instituto Nacional de Salud, son 105 los menores que han resultado heridos por la manipulación de estos artefactos. Ya son 208 los quemados con pólvora en el país.