Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Supersalud
Cortesia Supersalud

Por seis meses e incluso hasta por un año fueron extendidas las medidas de vigilancia especial de la Superintendencia Nacional de Salud sobre las EPS Convida, Capresoca y Savia Salud.

Según la Supersalud, estas entidades no han superado sus deficiencias financieras, administrativas, jurídicas y asistenciales, por lo que en este nuevo periodo de vigilancia se trabajará por seguir garantizando la adecuada atención de sus afiliados en términos de calidad y oportunidad.

Una evaluación adelantada por la Superintendencia permitió encontrar que no lograron superar todos los hallazgos y deficiencias que motivaron la vigilancia especial.

Lea además: Minsalud destacó acciones conjuntas a nivel internacional para la adquisición de una vacuna

La Supersalud advirtió además que las medidas de vigilancia se extendieron hasta el 15 de marzo de 2021, para la EPS Convida; hasta el 27 de junio de 2021 para la EPS Capresoca, y hasta el 27 de septiembre de 2021 para la EPS Savia Salud.

“Estas EPS deben continuar identificando, de forma integral, los mecanismos y estrategias que les permitan superar las deficiencias y lograr operar en condiciones óptimas, incluidas las decisiones que adopten relacionadas con la atención de la emergencia sanitaria”, afirmó el delegado de Medidas Especiales de la Supersalud, Germán Augusto Guerrero.

La vigilancia en la EPS Convida permitió encontrar que no ha logrado implementar un modelo de atención en salud que garantice a sus usuarios el acceso oportuno a servicios y tecnologías.

Además, no garantiza la oportunidad en la entrega de medicamentos y presenta demoras en la autorización de consultas de medicina especializada.

Pero también no asegura oportunamente el acceso a servicios de quimioterapia y radioterapia de todos los usuarios con patologías de alto costo.

Y no cumple con los porcentajes exigidos de capital mínimo y patrimonio adecuado, con corte a julio de 2020.

“Entre enero y julio de 2020 ha sido notificada de 1.027 acciones de tutela en salud, 800 de las cuales se deben a conceptos PBS (Plan de Beneficios en Salud) y 227 a conceptos NO PBS”, dijo la entidad.

Le puede interesar: Aislamiento selectivo se mantendrá durante octubre, anuncia Duque

En la EPS Capresoca, la Supersalud encontró que presenta pérdidas financieras durante los últimos cuatro años, no garantiza la oportunidad en la entrega de los medicamentos, registra demora en los procesos de referencia o contrarreferencia, y en la asignación de citas de consulta médica especializada; muestra un descenso en el número de afiliados, pasando de 178.619 en 2016 a 171.626 en junio del 2020.

“Entre enero y julio de 2020 ha sido notificada de 98 acciones de tutela, la mayoría de las cuales tienen que ver con la falta de atención y tratamiento integral; consultas especializadas; autorización de procedimientos especializados por patologías de alto riesgo; servicios de terapias, y la no realización de intervenciones quirúrgicas”, señaló.

Y en la EPS Savia Salud, las principales dificultades estuvieron enfocadas en los primeros siete meses de este año, tiempo en el que sus afiliados han presentado más de 12.100 peticiones, quejas, reclamos y denuncias. Se notificaron en su contra 3.721 acciones de tutela en salud, entre enero y julio del presente año.

También encontró deficiencias en la implementación de acciones de detección temprana y protección específica, dirigidas al binomio madre-hijo.

Incumple además los indicadores de experiencia en la atención, porcentaje de fórmulas médicas entregadas de manera completa y porcentaje de fórmulas médicas entregadas de manera oportuna.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.