La Superintendencia de Puertos y Transporte dio a conocer su más reciente balance del estado de la infraestructura de las terminales terrestres de pasajeros en el país, en la cual advierte que ninguna cumple con más del 70% de los requisitos que establece la norma.


El superintendente Javier Jaramillo sostuvo que fueron 46 las terminales inspeccionadas y allí constataron que temas como acceso a personas con discapacidad y servicio de baños públicos son los más sensibles.


"Se tuvieron en cuenta 12 variables de medición, en las cuales se revisó el estado de los baños, las rampas de acceso e incluso la accesibilidad que tienen las taquillas de atención al cliente; luego de esto nos dimos cuenta de que hay muchas falencias y que el 15% de estas terminales necesitan intervención urgente", dijo Jaramillo.


Las terminales de Tunja, Buenaventura, Cúcuta, Pamplona, Santa Marta, Maicao y Aguazul son los casos más preocupantes según la SuperTransporte, que resaltó que los incumplimientos a la norma superan el 70% de los elementos que fueron evaluados.


"Para el caso de Bogotá pudimos constatar que la evaluación de sus tres terminales nos arrojan calificaciones del 63, 52 y 56% de cumplimiento, por lo que podemos decir que aunque cumplen con lo mínimo se deben mejorar muchas cosas cuanto antes", dijo Javier Jaramillo.


La Superintendencia de Puertos y Transporte ordenó a las 46 terminales terrestres de pasajeros que presenten de inmediato sus respectivos planes de mejoramiento, los cuales deben estar enfocados en subsanar cada una de las fallas encontradas, y advirtió que de no hacerlo se abrirá una investigación.