Cargando contenido

La Red de Derechos Humanos ha denunciado que desde el pasado 28 de marzo se han perpetrado cuatro asesinatos.

Referencia homicidios.
Foto de referencia
Archivo

Como Juan Carlos Castillo fue identificado el joven que era integrante del Espacio de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Heiler Mosquera Carmelita, en el departamento de Putumayo, asesinado en esa región del país.

El homicidio es uno de los cuatro asesinatos que se están denunciando por la Red de Derechos Humanos en Putumayo, en distintos municipios de y desde el pasado sábado.

Y es que pese a la cuarentena nacional por el Covid-19, en Putumayo los hechos delictivos, disputa de territorios, asesinatos, y trabajos de erradicación de cultivos se continúan presentando.

Lea tambiénCuatro municipios del Huila tendrán subsidio en servicio de acueducto

Yuri Quintero, Integrante de la Red Derechos Humanos indicó que el cuerpo de Castillo "habría sido hallado sobre límites del resguardo Kwisna Cxhab y la vereda Alto Lorenzo en el corregimiento la Carmelita del Municipio de Puerto Asís, cuyo asesinato habría ocurrido en días pasados”.

Mediante comunicado, la Red de Derechos Humanos en el Putumayo señaló que “en horas de la mañana de este lunes, nos reportan el hallazgo de tres cuerpos sin vida en la comunidad Brisas del Hon Kong municipio de Puerto Asís (Putumayo), de una mujer y dos hombres jóvenes, quienes serían de origen venezolano y habrían llegado hace menos de una semana al municipio”.

Ante el asesinato de estas personas, la Red indicó que  "se debe mencionar la presencia en el centro urbano de Puerto Asís, de panfletos amenazantes en contra de la población venezolana, alarmas que no han sido atendidas y que no responden hoy a algún mecanismo de protección o prevención para con esta población". 

Lea aquíCon ‘pico y cédula’, Alcaldía de Neiva entregará ayudas humanitarias

Y es que en este departamento la medida de cuarentena por el Covid-19, según manifiestan, no se está cumpliendo. Las recomendaciones y decisiones de Gobierno Nacional y Departamento no han sido suficiente para que pare la ola de violencia ni para que se detenga las labores de erradicación en este departamento.

Lamentamos que tengamos que seguir emitiendo comunicados y es que desde el sábado hasta el día lunes se han reportado cuatro asesinatos en distintos municipios. La alarma no es solo de cómo contrarrestar el virus, acá la alarma más grande es la ola de asesinatos y las disputa territorial por los grupos al margen de la ley”, precisó Quintero.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido