Cargando contenido

El hecho se habría presentado durante un operativo de erradicación forzosa. 

En la imagen se registra como gases lacrimógenos fueron usados en contra de los campesinos de la Vereda Pueblo Nuevo de Tumaco, Nariño.
Cortesía Comunidad de Tumaco

Habitantes de una de las zonas rurales de Tumaco (Nariño) denunciaron un presunto caso de abuso de autoridad por parte de militares y policías que realizaron tareas de erradicación forzosa de cultivos ilícitos, luego de que se les pidiera que no usaran glifosato y se generaran enfrentamientos entre las partes.
 
Estas personas, de la vereda Pueblo Nuevo, señalaron que pese a que manifestaron a las autoridades que estaban dispuestos a erradicar ellos mismos las plantaciones de coca, los uniformados arremetieron en su contra, lo que terminó generando un choque con la comunidad. 
 
La comunidad campesina indicó que le recordaron a los miembros de la fuerza pública que durante los últimos meses llegaron a acuerdos de sustitución voluntaria con el Programa Nacional Integral de Sustitución (PNIS), los cuales al parecer no fueron respetados.
 
Héctor Rodríguez, presidente de la Asociación para el Porvenir Campesino (Asoporca), relató que “campesinos que se dirigían a su finca escucharon ruidos extraños, como de los drones, y se devolvieron por la vía donde se encontraron a la fuerza pública, que efectivamente estaba haciendo estos trabajos”.
 
Indicó que “los campesinos se comunican con los policías para que no fumiguen, sino que hagan erradicación manual de los cultivos y ahí fueron agredidos”.

Según lo explicado por el líder social, fueron atacados con gases lacrimógenos y balas de goma, elementos con los cuales resultaron heridas dos personas, en una mano y una pierna respectivamente. 

Se debe resaltar que en este territorio ya se firmó un acuerdo colectivo de sustitución e inscripciones individuales ante el Programa Nacional de Sustitución integral de cultivos y los campesinos estarían adelantado esa labor cumpliendo dicho acuerdo. 

“Le pedimos a la fuerza pública que nos respete, que los campesinos todos los días salen a revisar el plátano, la yuca y los alimentos para su hogar, que por favor no nos agredan porque los campesinos no son delincuentes, ya firmamos una acuerdo de sustitución y lo vamos a respetar”, explicó el señor Rodríguez. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido