Cargando contenido

De manera intermitente se realizó el paso en el puente internacional de Rumichaca mientras avanzaban las protestas de la ciudadanía. 

La Policía Ecuatoriana cerró preventivamente el paso en le Puente Internacional
Cortesía Jairo Bolaños

En medio de las protestas contra las decisiones económicas del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, la Policía migratoria, asentada en la frontera, cerró de manera preventiva el paso en el puente internacional de Rumichaca y con ello volvió a cerrar el tránsito al transporte de carga, que apenas estaba comenzando a recuperarse después de las recientes protestas registradas en la Provincia del Carchi.

En la noche, la frontera se reabrió por algunas horas pero, con la declaratoria de conmoción interior se espera que el día de hoy los inconvenientes de comunicación entre los dos países continúen. 

Lea aquí: Cierre de frontera de Ecuador con Colombia afecta economía de la zona

La situación ya ha causado contratiempos en la labor de quienes viven del movimiento comercial de la frontera, los cambistas, los taxistas, y los transportadores de mercancía en pequeñas cantidades entre los dos lados del puente se han visto afectados. 

“Somos 120 personas entre taxis y buses que hemos visto afectado nuestro trabajo y hay otros 20 taxis de otras empresas que están igual, no se puede trabajar porque ahí está cerrado y las personas que traen sus maletas o mercancía no pueden seguir hacia Ecuador, uno que otro baja, con personas que quieren comprobar la situación pero nada más. Hay paso a pie, pero ha bajado mucho”, explica Jairo Bolaños, conductor de un pequeño bus.

Le puede interesar: Reabren la frontera entre Colombia y Ecuador

Sin embargo, información extraoficial, da cuenta de que la población de la provincia del Carchi estaría pensando en no sumarse la protesta nacional, teniendo en cuenta que ya pasaron por jornadas de reclamos que fueron atendidos y que las pérdidas económicas tras 7 días de cierre del puente de Rumichaca son incalculables. Lo anterior significa que no habría inconvenientes para el tráfico hasta la ciudad de Ibarra, punto después del cual, los ciudadanos sí están adoptando vías de hecho.  

La preocupación del lado colombiano radica en que se puedan registrar protestas con cierres en las vías y agresiones contra los transportadores de carga que llevan productos de exportación desde Colombia. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido