Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las comunidades huyeron de la violencia.
RCN Radio

Un nuevo desplazamiento se registró en el departamento de Nariño. Nuevamente el escenario fue el Pacífico colombiano.

Esta vez se presentó en zona rural del municipio de Mosquera, donde los combates entre grupos ilegales obligaron a las familias de la comunidad a salir de su territorio para salvaguardar sus vidas. 

Según Amilkar Pantoja, secretario de Gobierno de Nariño, “en el municipio de Mosquera, corregimientos del Bajito y las Pampas, se presentó un nuevo desplazamiento el día 25 de diciembre donde 238 familias, 647 personas, pertenecientes al consejo Comunitario (ODEMAP) Mosquera, se han visto forzadas a dejar sus hogares a causa de la violencia”. 

Lea además: Masacre en Putumayo deja más de 100 indígenas desplazados

El funcionario aseguró que la Administración departamental, además de la Alcaldía de Mosquera, la cooperación Internacional y la Unidad para las Víctimas, ya están trabajando en articulación para atender a la población que resultó afectada. 

Entre tanto, la organización Pensamiento y Acción Social, aseguró en un comunicado que recibió información de los habitantes del Consejo Comunitario, en la que se destaca que, “el día 25 de diciembre del año en curso, el Ejército nacional ingresó a las comunidades de El Bajito y la Pampa, en horas de la noche, durante su incursión destruyeron al menos 80 puertas de las viviendas de las familias desplazadas hacia el casco urbano de Mosquera".

Según se indicó, lo anterior, "luego del enfrentamiento armado que se presentó el mismo día entre el frente 30 de las Farc y el grupo disidente de la 'Segunda Marquetalia'. Las comunidades también denuncian el extravío de sus pertenencias y cuentan con un inventario parcial de pérdidas y daños que incluye dinero en efectivo objetos personales y bienes materiales”.

Le puede interesar: Asesinan a vocalista de grupo musical en el Pacífico

Los desplazados llegaron, en su mayoría, hasta le casco urbano del municipio de Mosquera, donde se encuentran en una deplorable situación de hacinamiento, mientras esperan la llegada de las ayudas anunciadas por el Gobierno departamental y la cooperación internacional. 

“En el departamento, hasta el momento tenemos 41 desplazamientos, con 23.548 personas desarraigadas en nuestro territorio. Desde el departamento estamos aunando esfuerzos entre instituciones y fuerza pública para garantizar su protección”, concluyó Amilkar Pantoja, secretario de Gobierno de Nariño. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.