Cargando contenido

El funcionario estuvo en el departamento reunido con líderes sociales.

Carlos Negret, defensor del pueblo
Carlos Negret, defensor del pueblo, pide mayor protección a los líderes sociales.
Colprensa

Carlos Alfonso Negret, defensor del Pueblo durante su reunión con las comunidades afro, campesinas y nativas en Santander de Quilichao, Cauca, rechazó el atentado en el cual dos indígenas perdieron la vida en la vía de de Caloto conduce a Toribío, cuando actores armados ilegales dispararon contra la chiva que transportaba a la comitiva nativa.

El funcionario, quien catalogó la situación en este departamento como una catástrofe  humanitaria, reclamó a los disidentes de las Farc, quienes serían los autores del atentado, que respeten a la comunidad indígena del departamento y aseguró que el Cauca no puede ser dominado por los grupos armados ilegales.
 
“A la guardia indígena hay que respetarla, los disidentes de las Farc no van a manejar al Cauca, ese grupo ilegal tienen que salir del territorio caucano y tienen que salir porque lo que hay aquí en el departamento es una catástrofe humanitaria, una tragedia derivada del narcotráfico”, manifestó el defensor del pueblo.

Lea también: Duque señala que asesinatos de indígenas provienen del narcotráfico 

Este atentado dejó como saldo dos personas fallecidas y cinco heridas, entre ellas una mujer y un niño de nueve años que, debido a la gravedad de las heridas, fue trasladado a la clínica Valle del Lili en Cali.

El funcionario del ministerio público, quien llegó al sitio de los hechos y se reunió con los indígenas del resguardo de San Francisco, comunidad a la que fue dirigido el atentado, dijo que la entidad estará acompañando permanentemente a los indígenas del norte del Cauca.

“La Defensoría está en el Cauca y de aquí no nos vamos, el respeto absoluto por el trabajo que hacen las comunidades indígenas, y repito, las disidencias de las Farc no van a ser garantes de ningún derecho, ni de los indígenas, ni de los campesinos, ni de los afro”, puntualizó el funcionario.

Según voceros de las organizaciones indígenas, el corredor vial entre los municipios de Caloto y Toribío ha sido el epicentro de los atentados contra la guardia, el viernes un vehículo de la Unidad Nacional de Protección, UNP, que trasportaba miembros de la guardia fue atacado con armas de fuego.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido