Cargando contenido

Este mecanismo le solicitó la intervención urgente del Gobierno.

Zona rural de Tumaco (Nariño)
Zona rural de Tumaco (Nariño)
RCN Radio

El defensor del Pueblo Carlos Alfonso Negret Mosquera, le envió una carta a la ministra del Interior, Alicia Arango, en la que expresa que es inminente el riesgo que enfrentan 21.633 habitantes de los municipios de El Rosario, Leiva en Nariño y otros en el departamento de Cauca.

Lea además: En Imágenes: Wuhan, el epicentro del virus, parece estar en completa normalidad

Al mismo tiempo, le adjuntó la alerta temprana frente al inminente riesgo de vulneración de Derechos Humanos e infracciones del Derecho Internacional Humanitario en el que se encuentran también, al menos 300 familias del Consejo Menos de Sachamates que pertenece al Consejo Mayor para el Desarrollo Integral de las Comunidades Negras de la Cordillera Occidental de Nariño y Cauca (Copdicon).

“La presente Alerta Temprana de inminencia tiene el propósito de recomendar la adopción de medidas que garanticen la prevención de violaciones a los derechos a la vida, libertad, integridad, libertad, seguridad y libertades civiles y políticas de la población que habita en las zonas antes referidas e impulsar acciones de protección”, señala la misiva. 

Negret Mosquera advierte que, desde el pasado 3 de agosto, se agudizó la presencia de las disidencias de las Farc y de grupos paramilitares en esas regiones.

“Se materializa la reciente presencia de las facciones disidentes de las ex FARC-EP Columna Móvil Jaime Martínez y el Frente Carlos Patiño en un territorio que era de control hegemónico del grupo sucesor del paramilitarismo autodenominado Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), estructura héroes de cordillera. Desde el 08 de agosto, se presentan fuertes enfrentamientos entre las facciones disidentes y las AGC, con fines de disputa por el control territorial”, advierte la Defensoría. 

Otro aparte de la carta afirma que la presencia de esos actores del conflicto, puede generar graves violaciones de los derechos fundamentales como la vida, la seguridad, movilidad, libertad de expresión, libre desarrollo de la personalidad entre otros.

“Este escenario de disputa, en consecuencia, incrementa exponencialmente el riesgo de graves afectaciones contra la población civil, particularmente por medio de amenazas individuales y colectivas; homicidios selectivos y de configuración múltiple; confinamiento o restricciones a la movilidad; ataques indiscriminados con artefactos explosivos improvisados; desapariciones y desplazamientos forzados individuales, masivos y gota a gota; reclutamiento forzado y utilización ilícita de niños, niñas y adolescentes e incluso violencia sexual contra las mujeres”, dice la carta enviada por la Defensoría. 

El llamado la entidad al Gobierno Nacional para que adopte acciones de prevención, se registra días después del asesinato de dos jóvenes en zona rural del municipio de Leiva en el departamento de Nariño.

Lea también: Tres muertos y seis heridos dejó el descarrilamiento de un tren en Escocia

En su momento, uno de los líderes sociales de la zona que prefirió omitir su nombre por razones de seguridad expresó,  “con preocupación, coraje e impotencia les escribo esta nota.  Ayer domingo en horas de la tarde fueron asesinados en la cabecera municipal de Leiva, dos menores, estudiantes de bachillerato en el corrimiento de Santa Lucia, los niños son de la vereda Mamaconde y Papayal Balboa Cauca, la comunidad denuncia que los asesinos son paramilitares que delinquen en el lugar, uno de ellos es venezolano”. 

En menos de un mes han sido asesinadas cinco personas en ese sector y también se han registrado dos desapariciones en el corregimiento de Puerto Nuevo.

“Las autoridades tanto civiles, cómo militares y policiales nada hacen ni dicen, el alcalde no se ha pronunciado y la policía no fue capaz ni de ir a hacer el levantamiento”, afirman los líderes de la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido