Cargando contenido

En la institución educativa donde se habrían presentado los hechos, se realizó un plantón en rechazo a esa situación.

Estudiantes plantón
Plantón de estudiantes rechazando un caso de acoso sexual por parte de un profesor
Foto RCN Radio Popayán

Padres de familia de la Institución Educativa San Antonio de Padua del municipio de Timbío (sur del Cauca), denunciaron que al menos 15 estudiantes de los grados séptimo han sido víctimas de acoso sexual por parte de un docente de inglés que llegó al plantel, luego de que fueran desvinculados sin motivo alguno cuatro profesores.

Aunque al presentarse los hechos se informó al rector de la institución, Wilson Fernando Orozco, el directivo lo que hizo fue llamar a los padres de familia para tratar de conciliar el tema, indicaron los denunciantes.

El acoso sexual y la violencia contra la mujer no son querellables ni conciliables, él no tenía que tomar esas atribuciones. Lo que debía hacer era denunciar inmediatamente”, dijo a RCN Radio Daira Navia, madre de una de las menores afectadas.

Lea también: Con marcha rechazaron asesinato de una menor de 11 años en Cauca

La denunciante indicó que el profesor señalado del acoso expresaba frases subidas de tono, justificadas en el supuesto cariño que siente por sus alumnas.

“En uno de los casos se había regado agua al lado del pupitre de una niña y el profesor le preguntó que si se había orinado. Si se orinó me la llevo a mi casa la limpio en la cama y usted no sabe lo que yo le hago porque para el amor no hay edad”, narró la madre de familia.

Las denuncias van más allá y también involucran al rector del plantel educativo, Wilson Fernando Orozco, contra quien se ha instaurado una denuncia por parte de cinco docentes, quienes indican que han sido víctimas de acoso sexual y laboral.

Encuentre aquí: Cauca registra un aumento en casos de violencia contra las mujeres

En dialogo con RCN Radio, Juliana Calvache, una de las profesoras denunciantes, contó que desde el 2017 empezó el acoso por parte del rector, aunque por temor a que no le creyeran se demoró en denunciar la situación.

“Es algo muy difícil, me convertí en una víctima silenciosa por mucho tiempo y pensaba que era la única. Una de las docentes, quizá la más afectada de todas, hizo la denuncia en público y por eso nos llenamos de valor y decidimos denunciar a inicio de este año”, explicó la docente.

La denuncia fue interpuesta el 18 de marzo de este año ante la Fiscalía y Procuraduría, y se puso en conocimiento de la Secretaría de Educación del Cauca, dependencia que no ha tomado acciones hasta el momento.

Durante la mañana de este jueves se paralizaron las clases por el plantón realizado por padres de familia y estudiantes, quienes siguen esperando que se tomen medidas frente a las graves denuncias.

Mientras tanto no se ha pronunciado ninguna de las directivas de la institución educativa y tampoco lo ha hecho el docente señalado del acoso.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido