Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Investigan causas
Foto suministrada

El Ejército denunciará ante la Fiscalía General de la Nación a la comunidad indígena del resguardo Huellas por haber retenido ilegalmente a 31 soldados, incluyendo al  comandante del batallón especial.

El hecho ocurrió el pasado viernes en zona rural del municipio de Caloto, en el departamento del Cauca.

De acuerdo con un comunicado del Ejército, las tropas recibieron información sobre el presunto hurto de ganado en una finca y se desplazan hasta el lugar e impiden la acción. 

"Posterior a ello se presenta un hostigamiento hacia la tropa, al parecer por parte de integrantes de la Columna Móvil Dagoberto Ramos, situación que desencadenó, mediante acciones por vías de hecho, que miembros del resguardo indígena rodearan a la tropa y se produjera una retención ilegal del personal militar, incluido el comandante del Batallón de Operaciones Terrestres N.° 12 que estaba presente en el lugar, así como de miembros de la Policía Nacional", señala el comunicado. 

Por esta razón, el Ejército anunció que va a  instaurar la denuncia  por el delito de violencia contra servidor público tipificado en el accionar violento y amenazante de los civiles que se encontraban en el lugar, contra miembros de la fuerza pública por poner en peligro la vida de los uniformados.

De acuerdo a la información entregada por los nativos, la situación se presentó mientras pastoreaban unas reces cuando hizo presencia un grupo de integrantes del Ejército.

''Los soldados empezaron a tratar de sacarnos a la fuerza del predio. Yo me dí cuenta que empezaron a disparar y lo que hice fue correr para salvar mi vida. Fueron varios disparos y por eso se procedió a capturar a los soldados", agregó un líder indígena.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.