Cargando contenido

El objetivo es poder recuperar ese hospital y devolvérselo al departamento.

Hospital Leticia
Supersalud

El agente interventor del Hospital San Rafael de Leticia, Albert Ferney Giraldo, advirtió que se han encontrado varias irregularidades administrativas y falencias con los contratos de suministros,  en el proceso de intervención que se comenzó a realizar en ese centro asistencial desde principios de este mes.

En diálogo con RCN Radio, Giraldo precisó que se pudo establecer que el hospital no facturaba el 100% de los servicios prestados y los registrados eran radicados hasta 7 meses después de la prestación respectiva.

Lea también: Ordenan cierre total de actividades en el Amazonas hasta el 30 de mayo

El agente interventor precisó también que “encontramos un desorden muy grande. Hay un contrato de prestación de suministros firmado desde el mes de enero, nos pusimos en contacto con el proveedor no ha habido mucha posibilidad de que nos suministren los insumos y medicamentos que se necesitan de forma oportuna".

En ese sentido, agregó que "hemos tenido que recurrir a otros proveedores y que muchos contratos están sujetos a revisión por parte de los distintos entes de control”.

Audio

(Audio) Albert Ferney Giraldo, interventor del hospital san Rafael de Leticia, sobre intervención de ese centro de salud.

0:27 5:25

Albert Ferney Giraldo relató que durante el proceso de interventoría se detectó un contrato con una empresa de consultoría que no está siendo ejecutado.

Hemos revisado unos contratos administrativos de consultoría que no nos dejan tranquilos. En ese tipo de instituciones el 70% debe ser personal asistencial y un 30% posiblemente podría ser apoyo administrativo, las cargas contractuales en ese sentido no nos satisfacen y posiblemente ese también va a ser uno de los restos las próximas semanas”, advirtió.

Más información: "Más de 4.700 colombianos han podido regresar al país": Migración Colombia 

El agente interventor agregó que “la planta de oxigeno funciona en un 30% de su capacidad, lo cual no permite cubrir las necesidades del hospital y la planta eléctrica está a punto de colapsar”.

Finalmente, precisó que “la intervención inicialmente está por un año. Durante el primer mes tenemos todo el proceso de revisión y ya presentamos un diagnóstico a la Superintendencia de Salud y en las próximas dos  semanas estamos oficializando el trabajo que haremos área por área durante los próximos 12 meses para poder cumplir con los objetivos de la intervención. Se espera que en ese año podamos sacar a flote a la institución y devolvérsela al departamento”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido