Cargando contenido

La ministra del Interior manifestó que el Estado debe arremeter contra los narcotraficantes.

Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, en el Congreso de la República
Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, en el Congreso de la República, en Bogotá
Foto del Ministerio del Interior

Luego del anuncio del arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, de una mediación de la Iglesia Católica para que el Gobierno, los GAO residuales y las comunidades indígenas iniciaran conversaciones para mitigar la violencia en el norte del Cauca, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, aseguró que con grupos armados y disidencias de las Farc no se negocia, por lo que rechazó la propuesta.

Le puede interesarMenor muerta durante bombardeo en Caquetá fue reclutada en vacaciones

“Con los grupos ilegales y las bandas de narcotraficantes no hay nada que negociar;  el peor problema del país es el narcotráfico. Hay una economía ilegal derivada ese delito que está matando a los líderes sociales, defensores de derechos humanos e indígenas, por eso el Estado con toda la determinación debe arremeter contra estas bandas criminales”, dijo la jefe de cartera.

Además, agregó que el presidente Iván Duque ha rechazado la violencia que se está viviendo en el sur del país y ha viajado al Cauca para enfrentar esta problemática.

“Todas las semanas estamos presentes en este departamento y obviamente queremos rodear a los indígenas para apoyarlos y decirles que no están solos, para llevarles el mensaje que el Estado está haciendo todos los esfuerzos para acabar con los grupos ilegales y bandas criminales que son responsables de los homicidios”.

La ministra manifestó que espera que en el Cauca se inicie una comisión con las comunidades indígenas para retomar los diálogos y crear un ambiente de confianza.

En deportesQueiroz revela convocatoria oficial de Colombia para juegos con Ecuador y Perú

Cabe mencionar que el presidente Duque anunció una inversión social en este departamento y un refuerzo en la seguridad por los homicidios contra las comunidades indígenas, que se incrementaron en las últimas semanas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido