Cargando contenido

Estas comunidades iniciaron su propia protesta exigiendo la entrega de 11.000 hectáreas de tierra

La María Piendamó
Taponamientos en la vía panamericana en Cauca
Foto RCN Radio Popayán

Comunidades del pueblo Misak (guambianos) se sumaron a los bloqueos sobre la vía Panamericana, al iniciar su propia protesta sobre el sector del Resguardo de La María, en el municipio de Piendamó, a unos 30 minutos de Popayán.  

Los guambianos indicaron que desde hace 13 años no se movilizaban, pero que ante los reiterados incumplimientos del Gobierno Nacional decidieron salir a la vía, aunque aclararon que su protesta es diferente a la de los nativos agrupados en el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC)

El gobernador del cabildo de Guambia, Álvaro Morales, en dialogó con RCN Radio, dijo que lo que reclaman es la entrega de 11.000 hectáreas de tierras que fueron prometidas desde el año 1980 por parte del entonces presidente Julio César Turbay. 

“En 1997 delegados del gobierno del expresidente Ernesto Samper también firmaron compromisos para comprar 3.000 hectáreas de tierra, pero desde esa fecha estamos esperando”, aseguró el gobernador.

Lea también: Indígenas insisten en presencia de Duque para retomar diálogo en Cauca

A los guambianos se sumaron indígenas Nasa que reclaman 3.000 hectáreas de tierra y comunidades de Pijaos, provenientes del Tolima que reclaman otras 6.000. Es decir, junto a los guambianos, los indígenas reclaman un total de 20.000 hectáreas de tierra. 

Para poder desbloquear la vía en este punto, exigen que se instale una mesa de conversación con voceros del Gobierno Nacional que tengan poder de decisión. 

Mientras tanto siguen los taponamientos de los indígenas del CRIC sobre cuatro puntos en los municipios de Caldono y Santander de Quilichao

Trasportadores afectados por taponamientos en la panamericana 

Desde hace tres días, unos 70 transportadores provenientes del departamento de Nariño permanecen con sus vehículos represados en la kilómetro 11 de la vía Popayán-Cali, debido a los taponamientos que iniciaron indígenas del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). 

Saúl Cuasquer, uno de los transportadores, contó cómo ha tenido que dormir en la cabina de la tractomula que conduce, sin poderse bañar y pagando altos precios por un plato de comida. 

“Llevo un cargamento de papa que cuesta más de 20 millones de pesos y ya se me esta dañando. Los viáticos que se dan se me acaban porque un plato de comida lo cobran hasta en 12.000 pesos”, expresó el transportador, y pidió al Gobierno que atienda a los manifestantes para poder habilitar la vía. 

Encuentre aquí: Suspenden despachos de buses hacia el sur del país por minga indígena

Mientras tanto, la única vía habilitada para conectar el Cauca con el Valle es el corredor humanitario entre los municipios de Piendamó, Morales y Suárez, por donde hoy se han movilizado 143 vehículos con más de 4.010 toneladas de carga, 56 automotores particulares y 24 de transporte de pasajeros, todos con una capacidad no superior a las 10 toneladas. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido