Cargando contenido

El reptil mide más de un metro y fue llevado a su hábitat natural.

Boa en Aipe, Huila
Boa en Aipe, Huila
Facebook

En el kilómetro 15 vía Bogotá, jurisdicción del municipio de Aipe (Huila), en las instalaciones administrativas de Campo Dina de Ecopetrol, se realizó la captura de una boa, por parte del personal de apoyo de esta entidad. Este curioso hecho fue grabado en video y luego colgado en las redes sociales, por lo que se hizo viral.

La boa, que se encontraba en el techo falso de las instalaciones, generó pánico en los funcionarios que laboraban en esta dependencia. Las personas encargadas de realizar la captura tuvieron que maniobrar algunos elementos para inmovilizarla y ubicarla en una bolsa para poder ser llevada a su hábitat natural.

En el video se evidencia que el reptil, de alrededor de un metro de largo, se había alimentado de otros animales domésticos. Los técnicos decidieron retirarla del techo.

Lea Aquí: Incendio consumió una bodega de productos de limpieza en Neiva

Hallan boa constrictor en el cielorazo de una oficina en el Huila

Según el teniente del Cuerpo de Bombero de Neiva, Elmer Pérez, se han presentado siete casos de grandes serpientes que han sido encontradas en conjuntos cerrados y viviendas. Al parecer, este fenómeno se estaría presentado por la ola de calor que se vive en la capital del Huila.

Las altas temperaturas estarían ocasionando que los reptiles salgan de su hábitat en busca de lugares más frescos. Sin embargo, la boa no es originaria de esta región y podría estar bajando por el río Magdalena, ya que en esta región es más usual encontrar la serpiente Cascabel.

Lea aquí: Bovinos del Huila son trasladados al Caquetá por temporada seca

La boa constrictor luce una de las marcas más características de los reptiles. Según el hábitat en el que quiera camuflarse, su cuerpo puede ser pardo, verde, rojo o amarillo, y luce patrones crípticos formados por líneas irregulares, óvalos, diamantes y círculos.

Las boas son animales constrictores no venenosos que viven en zonas tropicales de América del Sur y Central. Su conservación es importante porque controlan a la población de roederes.

Para matar a sus presas, esta boa la agarra y la aprieta hasta cortar su circulación sanguínea. Cuando el corazón deja de latir, se empieza tragar la presa sin masticarla, según explica Parques Nacionales Naturales, que precisa que este animal es "puro músculo". Además, esta boa se encuentra en parques naturales que estén desde el nivel del mar hasta los 2.500 metros, añade la entidad.

La principal amenaza contra estas boas es el tráfico ilegal o la cacería para usar su piel. En Bogotá, por ejemplo, fue encontrada una en marzo de 2018, exactamente en el parque Simón Bolívar. En ese momento las autoridades buscaron a las posibles crías, puesto que había peligro de que murieran por hipotermia, dado que la altitud de la capital es superior a la de su hábitat y por esos días el clima era frío en la ciudad. Sin duda, llegaron a Bogotá víctimas precisamente del tráfico ilegal de especies.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido