Cargando contenido

Monseñor Orlando Olave aseguró que existen otras alternativas para la erradicación.

Monseñor Orlando Olave
Monseñor Orlando Olave
RCN Radio

El obispo de Tumaco (Nariño), monseñor Orlando Olave, reveló que los prelados del sur occidente y sur del país se reunieron para debatir sobre la erradicación de los cultivos ilícitos con la aspersión de glifosato.

En diálogo con RCN Radio, monseñor Olave manifestó que utilizar ese camino para superar una situación del narcotráfico no debe ser la única solución.

"Nosotros que estamos en los territorios vemos la situación que allí se vive. Sabemos que los cultivos ilícitos son una consecuencia del abandono estatal que han tenido nuestras comunidades históricamente", dijo.

Lea también: "Resulta más barato comprar todo que fumigar", dice investigadora sobre glifosato

Agregó que "creemos que hay que gestionar otra serie de métodos para erradicar los cultivos y brindarle a la gente tener oportunidades de encontrar otros caminos".

Audio

[AUDIO] Monseñor Orlando Olave, obispo de Tumaco (Nariño), sobre glifosato.

0:27 5:25

El obispo de Tumaco indicó que como consecuencia de una posible reanudación de la fumigación de hoja de coca con glifosato, se vería afectada la cadena más débil del narcotráfico que son los campesinos.

"Sencillamente este negocio se va a transportar por otros lados. Hace diez años hubo una fumigación en la zona de Nariño y no sirvió. Lo que ocurrió es que desplazó el problema hacia otras zonas", puntualizó Olave. 

El prelado también manifestó que dentro de la comunidad católica existe la preocupación de la afectación en la salud y el medio ambiente por el uso del glifosato. Dijo que "vemos el dolor de nuestros campesinos, de la comunidad afro e indígena, afectando directamente al individuo, cosa que no queremos y, por el contrario, buscamos el desarrollo integral para que este problema se supere de la mejor manera". 

Olave expresó que en las zonas rurales del Pacífico nariñense, la violencia sigue estando presente, a pesar de los avances que se han realizado para disminuir las cifras. 

De interés: ¿Debe o no volver al país la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato?

"Hemos invitado al gobierno a que continué la erradicación manual. Obviamente con acompañamiento de la fuerza pública, por seguridad de nuestras comunidades. Pero también son necesarias las carreteras, porque la falta de vías en nuestros territorios hace muy difícil que nuestros campesinos puedan desarrollar proyectos productivos", manifestó.

Finalmente, el monseñor Olave sostuvo que el gobierno no puede pensar en soluciones a corto plazo para esta región. Precisó que "las comunidades necesitan una intervención integral con proyectos a largo plazo para transformar las realidades de manera positiva, y no sean corrompidas más por el narcotráfico".

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido