Cargando contenido

Han sido retaliaciones continuas todo porque las disidencias y grupos al margen de la ley no han podido moverse libremente en el territorio.

Indígenas del Cauca
Foto cortesía Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC

El homicidio se  registró en la tarde de este sábado cuando siete hombres fuertemente armados ingresaron a la vereda Huellas, en el municipio de Caloto y sin mediar palabras dispararon de forma indiscriminada contra el comunero indígena, Jesús Antonio Rivera, quien tenía 32 años de edad.

Inmediatamente al conocerse el hecho la comunidad del sector junto con la guardia indígena iniciaron la persecución de los responsables en aras de lograr la captura de los implicados y asesinos a quienes luego de tres horas de seguimiento,  lograron capturar, para ponerlos a disposición de la autoridad indígena local.

Le puede interesar: Embajada de EEUU confirmó que tropas vendrán a operar: Jorge Robledo

Para Ermes Pete Vivas, Consejero Mayor del CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca); estos hechos de homicidios y ataques a la población civil en el departamento del Cauca no son nuevos, sino reiterados, teniendo en cuenta que desde el  año anterior son muchos los asesinatos a guardias, autoridades y demás población.

A pesar de que los hechos son materia de investigación, el Consejero Mayor del resguardo  aseguró que “han sido retaliaciones continuas todo porque las disidencias y grupos al margen de la ley no han podido moverse libremente en el territorio”.

O también pueden ser ajustes de cuentas  por órdenes de  personas que se mueven en el tema del narcotráfico”. Esto último con relación a los múltiples homicidios registrados.

Ante esta situación, las autoridades indígenas de Huellas, Caloto, hacen un llamado a todos los territorios del norte del Cauca a apoyar situación de agresión a la vida y al ejercicio de control territorial.

Lea también: Una motocicleta con explosivos fue detonada en Corinto (Cauca)

Adicionalmente se conoció que otro hombre fue asesinado la noche del viernes en el barrio la Unión del casco urbano municipio de Toribio.

La persona respondía al nombre de Daniel Echeverri Banguero, de quien se conoció había llegado hace cuatro años al lugar, al tiempo que sostenía una relación sentimental con una mujer indígena de la Bodega, con quien tuvo una niña de siete años, personas cercanas indicaron que el muerto tiene familiares en Caloto.

En la última semana ya son tres los homicidios registrados en la región.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido