En el municipio de Rosas fue asesinado Belisario Benavides Ordóñez, quien también era integrante de la mesa de víctimas.

Homicidios en Cartagena
Los individuos le propinaron cuatro disparos acabando con su vida de forma inmediata.
Foto: Colprensa

En el barrio Santander, del  municipio de Rosas, fue asesinado Belisario Benavides Ordóñez, líder social e integrante de la mesa de víctimas de esa localidad ubicada al sur del departamento del Cauca.  

Hombres armados lo abordaron cuando se desplazaba por el casco urbano de la población, junto con  su hijo y sobrino de 3 y 12 años respectivamente. Los individuos le propinaron cuatro disparos acabando con su vida de forma inmediata.

De acuerdo con la información entregada por la secretaria de gobierno del departamento, Maribel Perafán, desde el mismo momento de los hechos se iniciaron las actuaciones para tratar de esclarecer el crimen.

“No hay información de amenazas en su contra, de hecho estaba adelantando unos trabajos con la administración municipal”, informó la funcionaria.

La alcaldía del municipio de Rosas lamentó el asesinato de este líder, a quien reconocía por su trabajo desde la mesa víctimas. El líder se había radicado hace un poco más de cinco años en esta población del sur del departamento, luego de ser desplazado por la violencia del municipio de El Patía.

Belisario Benavides Ordóñez,  deja a su esposa y sus tres hijos, el mayor de 14 años y los dos últimos de 7 y 3 años de edad.

El departamento del Cauca, es la segunda región del país con el mayor número de asesinato de líderes sociales durante el año anterior, con un total de 32 casos.

Recientemente se inició un proceso de solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, por parte de la Confederación de Nacional de Acción Comunal, debido al aumento en los casos de asesinatos de defensores de Derechos Humanos y líderes sociales en Colombia.

Jaime Gutiérrez Ospina, exvicepresidente de esa entidad, aseguró que es urgente que el Estado tome medidas para proteger a estos líderes comunales, además de adelantar las investigaciones para esclarecer estos casos.

“El año 2016 fueron 78 los líderes asesinados, en 2017 fueron 58 y este año 2018 ya se registran 21 homicidios a corte del 31 de marzo”, explicó Gutiérrez.

Agregó que en los últimos 25 años en Colombia han sido asesinados 8 mil líderes de la acción comunal y el número sigue en aumento, ya que esta población está desprotegida por parte del Estado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido