Cargando contenido

Piden a las autoridades la protección de sus territorios.

El crimen se registró en el municipio de Toribio, al norte del Cauca.
Fotografía tomada de facebook

El crimen del reconocido muralista indígena Dumar Mestizo, integrante del grupo juvenil Álvaro Ulcué, encendió nuevamente las alarmas frente a la situación que se viene registrando en el norte del departamento del Cauca.

Las autoridades de esa región del país investigan la muerte del artista, autor de varias obras relacionadas con la paz y la defensa de los pueblos indígenas, que se registró en el sector conocido como La Bonanza en zona rural del municipio de Toribío.  

Le puede interesar: Asesinan a indígena defensor de Derechos Humanos en Toribío, Cauca

El crimen generó el rechazo de estas comunidades, que hoy aseguran seguirán en defensa de sus ideales y el respeto por los pueblos y que no cederán a ningún tipo de violencia. 

Joe Sauca, coordinador de Derechos humanos del Consejo Regional Indígena (Cric), aseguró en comunicación con RCN Radio que “no vamos a renunciar. Vamos a seguir en esta lucha frontal para respetar nuestros derechos. Es doloroso el panorama y no podemos permitir que nuestros líderes sean asesinados y los hechos se conviertan en paisaje”. 

También expresó que desde este último asesinato empezaron a circular dos panfletos amenazantes a nombre de disidencias de las Farc y del cartel de Sinaloa, en donde se anuncia el asesinato de nuevos consejeros, si se niegan a abandonar sus resguardos.

De acuerdo con el vocero, en esta región del país han sido asesinados 47 integrantes de varias de las 10 comunidades indígenas del Cauca, es decir, 21 casos más que el año anterior.

En su mayoría los crímenes son atribuidos a grupos al margen de la ley y los más recientes a carteles del narcotráfico como el de Sinaloa.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido