Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas del Cauca
Foto cortesía Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC

Fernando Lozada Franco, un comunero indígena del norte del Cauca y quien se desempeñaba como escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP), fue asesinado con arma de fuego en el municipio de Caloto. 

La víctima hacía parte de los esquemas de protección con enfoque diferencial y se encargaba, sin portar armas de fuego, de brindar seguridad a líderes indígenas del denominado como Proyecto Nasa del norte del Cauca. 

Encuentre aquí: Más de 2.700 personas están afectadas por la violencia en Cauca: Defensoría

“Conocimos de esta noticia en medio de la jornada que adelantábamos en el Cauca para clamar por la paz. Es lamentable que estos hechos sigan sucediendo y también dejamos de precedente que el Proyecto Nasa, del cual hacen parte cinco comunidades de especial protección, no ha recibido la atención del Gobierno que no ha tenido la voluntad para implementar una medida cautelar que ordena la protección más de 10.000 indígenas”, manifestó Joe Sauca, coordinador de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric). 

El cuerpo del escolta fue encontrado en una vía en el corregimiento de El Palo, en zona rural del municipio de Caloto y registraba impactos de arma de fuego. 

Fernando Lozada había iniciado su labor como escolta de la Unidad Nacional de Protección y el lugar por donde transitaba es de alto riesgo, de acuerdo a las comunidades indígenas. 

“En el momento se iniciaron las investigaciones, esperamos los resultados para saber qué pasó y por la zona por donde él transitaba, es de mucho riesgo. Era una persona era oriunda del resguardo de Tacueyó, en el municipio de Toribío y no hace mucho había empezado con sus labores”, indicó Liliana Güejia, defensora de Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos indígenas del Norte del Cauca (Acin). 

Lea también: Gobierno anunció inversiones por cerca de $2 billones en el Cauca 

El crimen del comunero se dio mientras en la región, habitantes de los  42 municipios con banderas y prendas blancas rechazaban los hechos de violencia y clamaban por la paz. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.