La policía capturó al supuesto responsable de la muerte del menor.

Capturado
El joven asegura que la escopeta se disparó accidentalmente.
Policía Metropolitana de Ibagué

Las autoridades intentan establecer las circunstancias en que murió un menor de tres años de edad, quien recibió un impacto de arma de fuego  en una vivienda del barrio San José, en el sur de la capital del Tolima.
 
El pequeño fue dejado por su abuela al cuidado de una vecina de 17 años de edad y, de acuerdo a la versión entregada por las autoridades, un hermano de la joven habría disparado accidentalmente una escopeta tipo changón, causándole una herida mortal en la parte posterior de la cabeza.
 
El menor de inmediato fue trasladado a las instalaciones de la Unidad de Salud de Ibagué donde fueron inútiles los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida.
 
El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Jorge Hernando Morales, afirmó que una vez conocido el caso unidades del cuadrante llegaron al sector y realizaron la captura de un hombre identificado como Edison Camilo Sánez Góngora, de 19 años de edad, estudiante de grado 11 de una institución oficial de esta capital.
 
“Aunque al parecer se trató de un accidente, vamos a esperar los resultados de la investigación que adelanta la Fiscalía para determinar las circunstancias que rodearon este lamentable caso”, afirmó el coronel Morales Villamizar.
  
Tras permanecer durante varias horas en las instalaciones de la Fiscalía, Sáenz Góngora será trasladado al Palacio de Justicia en el centro de Ibagué donde un juez de control de garantías definirá su situación jurídica. 
 
Se pudo establecer que el pequeño se encontraba bajo custodia de sus abuelos desde que tenía dos meses de nacido, toda vez que la madre presenta problemas de adicción a las drogas y desde hace varios años sus familiares desconocen su paradero.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido