Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El municipio de La Tola vivió una madrugada dominical difícil después de la muerte del joven-
Cortesía Gobernación de Nariño

La madrugada del domingo en el municipio de La Tola (costa del Pacífico Nariñense) estuvo marcada por la muerte de un joven durante un operativo policial de control y cierre de establecimientos públicos.

El joven falleció en circunstancias que son materia de investigación, pues se tejen dos versiones contrarias sobre esos hechos. 

La versión de la Policía 

La primera información sobre este hecho fue entregada por el comandante del Departamento de Policía Nariño, coronel Haidiber Restrepo, quien calificó como grave la situación

"En el momento en que se encontraban haciendo el cierre de establecimientos, una persona sale armada, atenta contra los uniformados y ellos proceden a reducir a esta persona, la cual pierde la vida. Luego se presenta una asonada contra las instalaciones policiales", dijo el coronel.

El alto oficial aseguró, además, que el hecho ya es de conocimiento de una comisión interinstitucional que está en La Tola, encabezada por agentes del CTI de la Fiscalía.

Le puede interesar: 20 líderes sociales han sido asesinados en Nariño en 2018, dice Indepaz

Otra versión

Una descripción distinta de lo ocurrido la da el diputado Heriberto Campaz, quien recibió información de los familiares del fallecido.

Según el representante de la comunidad afrodescendiente, el occiso era hijo de una docente que hace dos meses había perdido a otro de sus hijos en confusos hechos dentro de una guarnición militar en Norte de Santander, donde prestaba su servicio militar. 

"La Policía mató al hijo de esta docente. Él era sordo y la Policía llegó a hacer una requisa a la discoteca y el muchacho se asustó y salió corriendo y uno de los auxiliares de la policía le disparó y falleció el joven", indicó.

El vocero de esta comunidad indicó: "La Policía no entendía que el joven tenía una discapacidad auditiva y no tuvieron la precaución de hacer otro procedimiento, sino que lo mataron".

El diputado calificó este hecho como un 'falso positivo': "Quisieron hacer un montaje diciendo que el joven llevaba un arma y sencillamente eso nunca se demostró (...) En el caso de que la hubiera tenido, como dicen ellos, nunca la accionó, nunca la disparó" .

Tanto el diputado como la Policía han solicitado a la Fiscalía adelantar la investigación respectiva, y se pidió el apoyo de la Procuraduría, así como el acompañamiento de Defensoría del Pueblo, para conocer la realidad de lo ocurrido en el lamentable hecho. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.