Cargando contenido

Uno de los líderes sociales en Puerto Leguízamo cuenta por qué el perdón es necesario en tiempos de violencia.

Mamá Pastora
La tejeduría es uno de los artes ancestrales de la comunidad Katmensá
Javier Jules. RCN Radio

"Debemos empezar a reconocernos y dejar de culpar al otro". Así inició la conversación con Arnulfo Tusarma Morales, uno de los líderes sociales del municipio de Leguizamo, en Putumayo, un territorio que vive como nunca antes -según él- el conflicto con "nuevos grupos al margen de la ley". 

Tusarma acababa de recibir un diploma que le acreditaba en Liderazgo Para la Paz, realizado por facilitadores de la Universidad de Los Andes. En medio de una emotiva ceremonia, dijo que "se había quitado un peso de encima" y que iría a su comunidad a "convocar al perdón".

Le puede interesarCon marcha y misa despiden a líderes políticos asesinados en Palmira, Valle

"Me voy con una inmensa tranquilidad y descargué un peso enorme que traía cuando llegué a estas clases. Me liberé de estar acusando al otro, de criticar al Gobierno, a los medios de comunicación, de que diariamente nos están asesinando a un líder social...", comentó. 

Graduación de líderes sociales.
Cortesía: Universidad de Los Andes.

Y es que en Puerto Leguizamo hay por lo menos cuatro grupos disidentes de las Farc que a esta hora se pelean el territorio, dejando en medio a las comunidades, según la Fundación Ideas para la Paz (FIP).

"En este país todos hemos sido culpables del conflicto. Unos porque hemos visto y no hemos hecho nada y otros porque han participado y no hemos perdonado", puntualizó. 

Arnulfo y otras 28 personas más, líderes en sus comunidades de distintas partes del país, recibieron clases sobre liderazgo. Una iniciativa apoyada por la Fundación Compaz, creada por el expresidente Juan Manuel Santos. 

Audio

[AUDIO] Arnulfo Tusarma Morales, líder social del Putumayo.

0:27 5:25
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido