Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

vperalta
Foto de referencia sobre el aborto
Foto de referencia sobre el aborto
Ingimage

Todo un debate moral y ético ha generado el aborto de una joven con siete meses de gestación en Popayán, pese a que, quien iba a ser su padre se opuso, incluso con acciones legales.  

El progenitor Juan Pablo Medina fue quien llevó este caso a una discusión nacional, en momentos en que la Corte Constitucional debe emitir un fallo que podría ampliar los efectos de la sentencia C-135 sobre las tres causales del aborto permitido; malformaciones del feto, violación sexual y que la madre este en riesgo de muerte.  

Le puede interesar: Juan Pablo Medina, el joven que lucha por evitar el aborto de su bebé en Popayán

Sin embargo, recordamos una entrevista de Angie Tatiana Palta Sanjuan de 22 años, días antes de practicarse el aborto, donde explicó las razones de su decisión. 

“Estoy en la clínica porque psicológicamente yo no me encuentro bien, todo lo que ha pasado me ha traído problemas psicológicos a mí, lo único que quiero es que esta pesadilla no esté pasando”, aseguró Palta.  

Sobre el progenitor, la joven indico: “él quiere hacerme quedar a mi como la mala, él no cuenta las cosas como son, él y la familia lo único que han hecho es presionarme en que yo tengo que tenerle el hijo, pero no se ponen en mis zapatos a ver yo cómo estoy, desde que estoy acá, por parte de él solo he recibido amenazas tanto para mí como a mi mamá”.  

En la entrevista del 17 de enero, Angie Tatiana Palta manifestó haber estado con psicología y trabajo social, “quienes avalaron el procedimiento porque yo no me encuentro preparada para seguir con el embarazo, si ellos avalan es porque la ley me cubre y estoy dentro de las condiciones para hacer este proceso”.  

Lea también: Reconocimiento político a 'encapuchados' en Chile desata dura polémica

“No me siento capaz de tener este bebé, por más que he tenido terapias no me siento bien”, agregó la mujer, que finalmente abortó a un bebé varón, con 7 meses de gestación.  

Entre tanto, Profamilia, la entidad que emitió el concepto y avaló una de las causales para practicar el aborto en este caso, promovió el respeto y el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos en Colombia e hizo un llamado a “que se respete y se le garantice el derecho de las mujeres a interrumpir el embarazo sin que sean sometidas a la difamación”, sin embargo, surge la duda de quién defiende los derechos del nonato.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.