La autoridad ambiental se sumó al rechazo por la viabilidad otorgada a compañías multinacionales de intervenir en la zona.

Bosque de Galilea
RCN Radio

La intención del Gobierno nacional de otorgar licencia para la exploración de yacimientos de petróleo en el sector conocido como el Bosque de Galilea ha encendido las alertas en el suroriente del Tolima.
 
El director de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Jorge Enrique Cardoso, afirmó que se trata de 33 mil hectáreas en límites de los municipios de Dolores y Villarrica que constituyen un patrimonio ambiental por los nacederos de agua, al igual que la variedad de flora y fauna que se encuentra en la zona.
 
“Actualmente con la Universidad del Tolima se adelanta un estudio de caracterización para lograr que se declare como una zona de reserva ambiental y de esta manera evitar que se adelanten proyectos minero-energéticos que afectarían el ecosistema que está integrado con el páramo del Sumapaz”, señaló Cardozo Rodríguez.
 
Desde el año 2006 se otorgó una plataforma o  bloque petrolero para adelantar labores de exploración y explotación que ha generado la preocupación de la comunidad y de diferentes organizaciones ambientalistas que se suma a una autorización de la Agencia de Licencias Ambientales para intervenir la zona.
 
El director de Cortolima señaló que la entidad coincide con la preocupación de los habitantes de la región y en tal sentido se opone a la ejecución de cualquier  proyecto que afecte la riqueza ecológica y la estabilidad del bosque.
 
"Mientras esté al frente de la corporación no vamos a compartir la información con las compañías interesadas en la explotación de petróleo porque el bosque de Galilea es para los tolimenses lo que para los habitantes del llano representa Caño Cristales; es decir un patrimonio ambiental".
 
El Bosque de Galilea es el nacimiento de importantes ríos abastecedores de los municipios de Villarrica, Dolores, Prado, Cunday y la hidroeléctrica de Prado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido