Cargando contenido

Según la denuncia, los uniformados acusaban al menor de portar un radio de comunicaciones y un camuflado.

Indígenas CRIC panamericana
Foto de referencia
Foto cortesía Consejo Regional Indígena del Cauca

La Coordinación de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) denunció un supuesto caso de abuso de autoridad, por parte de integrantes de la Policía, en el municipio de Jambaló (nororiente del Cauca).

De acuerdo a la información entregada por estas comunidades, un menor indígena de 15 años fue obligado a desnudarse luego de ser detenido por los uniformados que lo acusaban de portar un camuflado y un radio de comunicaciones.

Los hechos se registraron cuando el comunero había salido de su casa, ubicada la vereda Mariposa, hasta el casco urbano de la población, con el fin de comprar una cartulina y unos marcadores para realizar sus tareas.

Lea también: Dos menores resultaron heridos al manipular un artefacto explosivo en el Cauca

Yesid Conda, coordinador de Derechos Humanos del oriente caucano, dijo que cuando el menor caminaba por un potrero para llegar a la tienda, fue abordado por varios uniformados de la Policía, quienes, tras requisarlo, procedieron a esposarlo. 

“La Policía lo acusa de transportar un camuflado y un radio de comunicaciones. Al no encontrarle nada en la requisa, procedieron a esposarlo y lo llevaron hasta la estación de Policía. En ese lugar comenzaron a interrogarlo, le quitaron sus prendas de vestir y lo desnudaron sin la presencia de ningún defensor, violando sus derechos como menores de edad”, aseguró el líder nativo. 

La comunidad, al percatarse de los hechos, llegó hasta la estación para pedir explicaciones y supuestamente un capitán de la Policía, que tiene a cargo el lugar, les dijo que el menor había sido observado corriendo por un potrero y hablando con hombres que portaban camuflado.

Las autoridades indígenas le pidieron a la Policía revelar las evidencias de las acusaciones pero, al no tenerlas, lo tuvieron que dejar en libertad.

Encuentre aquí: Sube la cifra: van diez muertos por protestas en Bogotá y Soacha

“Ese fue un procedimiento irregular y no es el primero. Al igual que en otras ocasiones, la Policía dice que se equivocó, que fue un error. Nosotros hemos dicho que la institución no es mala, lo que pasa es que quienes están al frente de ella no la representan ni cumplen con sus funciones”, puntualizó Conda. 

 La denuncia ya fue instaurada ante la Fiscalía General de la Nación en la ciudad de Popayán. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido