Cargando contenido

El Ministerio Público convocó una mesa de gestión del riesgo como acción preventiva.

Río Magdalena
La Procuraduría convocó de manera urgente una mesa de gestión del riesgo en el Huila.
Colprensa

La Procuraduría prendió las alarmas ante el peligro inminente de derrumbe en la vía que une los municipios de Altamira y Timaná, a la altura del sector conocido como ‘Pericongo’, en el departamento del Huila.

El organismo de control advierte que esta situación podría generar el represamiento del río Magdalena, que pasa por ese sector.

Según el Ministerio Público, el eventual desprendimiento de rocas podría afectar a las represas de El Quimbo y Betania y generar una emergencia de mayor magnitud.

“Podría afectar sectores bajos de la ciudad de Neiva que se encuentran sobre el cauce del río Magdalena”, señala.

La Procuraduría convocó de manera urgente una mesa de gestión del riesgo con autoridades del departamento del Huila, que se desarrollará este 7 de junio.

La reunión es “para conocer las acciones emprendidas y generar las alertas pertinentes para mantener informada a la ciudadanía”, explicó.

Las entidades citadas en la sede de la Procuraduría Regional del Huila son el Ministerio de Transporte, Invías, Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Gobernación del Huila, los alcaldes y personeros de los municipios de Timaná y Altamira, la Defensa Civil y el Consorcio Aliadas, que opera la concesión de la vía que puede verse afectada.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido