Cargando contenido

Los campesinos le piden al Gobierno nacional que suspenda la erradicación forzosa de cultivos de coca.

Cada dron fumigará tres hectáreas diarias y tiene un costo de 1’200.000 al día.
Se espera que progresivamente se incorporen nuevos de estos dispositivos aéreos y se fumiguen otras zonas como el Norte del departamento.
Colprensa

Los campesinos de las veredas La Danta, El Maizal, Jordán Ortiz, Nueva Esperanza, entre otras del municipio de San Miguel, adelantan protestas para oponerse a la erradicación de los cultivos de coca que viene haciendo la Policía Antinarcóticos en ese sector del bajo Putumayo, donde algunos cocaleros han firmado el acuerdo de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

El concejal del municipio de San Miguel, Oscar Rodríguez, manifestó que está situación ha generado choques entre la Fuerza Pública y los cocaleros que han dejado dos personas heridas. 

“Hay confrontación entre los campesinos y el Esmad, por lo que después de recibir el llamado de la comunidad nosotros como concejales fuimos y pudimos evidenciar que había un joven que estaba lesionado y en otro caso más complicado, un joven de 16 años fue remitido al hospital también por lesiones”, aseguró Rodríguez. 

Los campesinos reclaman que el Gobierno nacional que respete y cumpla el acuerdo de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos que firmaron varias familias de la población.   

Le puede interesar: Gobierno advirtió que siempre ha estado atendiendo la minga indígena

Debido a esta problemática, la Policía tomó la decisión de sacar de la zona a los erradicadores y los uniformados, quienes serán reubicados en otros sectores del Putumayo, priorizados para adelantar la erradicación de cultivos de coca.  

Las organizaciones sociales del Putumayo han advertido que, si la Fuerza Pública sigue con la erradicación de cultivos ilícitos en el departamento, se presentarán movilizaciones de cocaleros en la región.   
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido