El alcalde encargado de Tumaco, Marco Martínez se tuvo que posesionar en un juzgado.

Alcaldía de Tumaco
Foto: Juan Alberto Palma

La posesión del alcalde encargado del municipio de Tumaco, Marco Martínez no pudo cumplirse en el centro administrativo municipal del puerto nariñense debido a que seguidores del suspendido alcalde Julio Rivera, protestaron a las afueras del edificio administrativo por el nombramiento.

Martínez fue nombrado en el cargo tras la decisión de la Procuraduría Nacional de investigar al alcalde Julio Rivera por irregularidades en la destitución de la gerente de la ESE Divino Niño, a mediados del año anterior.  

Luis Antonio Arboleda, habitante del sector del Morro, comuna 1 de Tumaco aseguró que “está bien que los términos de ley lleven a tomar esas decisiones, pero sabemos que el gobernador no debe incitar al pueblo a que se torne violento cuando nombra a un alcalde encargado de la oposición del alcalde que sancionan”.

Según los manifestantes, se recibió dicho nombramiento como una ofensa pues Martínez haría aparte del movimiento político del contradictor y también destituido representante a la Cámara, Neftalí Correa.

“Se deben hacer las cosas para mantener al pueblo con tranquilidad pero no podemos permitir que el gobernador desde allá incite al pueblo tumaqueño a que entremos en guerra, porque lo que está haciendo él es que el pueblo tumaqueño se enfrente y entremos en violencia con las decisiones erradas que toma”, expresó el líder Arboleda.

El acto oficial debió realizarse en uno de los juzgados para cumplir con la suspensión de la Procuraduría y se espera que el partido que avaló al señor Rivera presente lo más pronto posible la terna de la que será elegida la persona que reemplace al suspendido mandatario.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido