Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia homicidios
Foto archivo

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, lideró un consejo de seguridad extraordinario, luego de los homicidios registrados durante el fin de semana en varios municipios  del departamento del Cauca. 

Tras el consejo, se ofreció una recompensa de hasta 100 millones de pesos, para quien brinde información que permita dar con el paradero de los responsables de la masacre de cuatro indígenas registrada en zona rural del municipio de Santander de Quilichao.

Lea también: "Hay que seguir combatiendo el narcotráfico": gobernador del Cauca tras masacre

En este caso, dos hombres que se movilizaban en una motocicleta, llegaron hasta una vivienda donde departían varias personas y asesinaron a Emerli Basto, Fernando Trochez excombatiente de las Farc en proceso de reincorporación, su hermano  David Trochez y Carlos Escué, un joven cantante director de una agrupación musical de la región. 

El ministro, volvió a insistir en que el narcotráfico está detrás de las masacres y por primera vez, anunció controles a las estaciones de combustible que venden grandes cantidades destinadas para la producción de alucinógenos. 

“El Ministerio de Minas y Energía ejecutará una estrategia para el diagnóstico, control y monitoreo de combustibles desviados para la producción de drogas en el departamento del Cauca. Se revisarán los requisitos legales para que las estaciones de servicio, operen en los municipios de mayor afectación por la presencia de cultivos de uso ilícitos”, detalló el ministro de Defensa.   

Mientras tanto desde el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), se rechazó la nueva masacre y se denunció que tras los hechos, circuló un panfleto firmado supuestamente por las disidencias de las Farc  en el que se declara como objetivo militar a varios líderes indígenas del norte a quienes se les da 24 horas para abandonar el territorio. 

Encuentre aquí: Secuestran en el Cauca a diplomático español

A parte de la masacre, en el Cauca este fin de semana también fueron asesinadas cuatro personas en hechos aislados. 

Juan Carlos Pettins un comunero indígena asesinado cuando se desplazaba cerca de Belalcázar en zona rural del municipio de Páez, Eduardo Pino Julicué de 31 años, también indígena, hijo de una lideresa del norte del Cauca, asesinado en Caloto al parecer en un caso de hurto.

Además, Tiberio Valencia un campesino del municipio de Morales fue asesinado luego de ser sacado a la fuerza de un establecimiento de comercio y el líder afrodescendiente Gildon Solis, asesinado por hombres armados en zona rural del municipio de Buenos Aires.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.