En el municipio los damnificados han mostrado serias inconformidades ante los incumplimientos del Gobierno.

Mocoa _AFP
Este sábado se cumplió un año de la tragedia donde fallecieron más de 300 personas.
Foto: archivo AFP

Este lunes el Gobierno suspendió temporalmente la visita del presidente Juan Manuel Santos a Mocoa, Putumayo, municipio azotado hace un año por una avalancha que dejó al menos 300 muertos.

El presidente se disponía a viajar acompañado de algunos ministros y el gerente para la reconstrucción de Mocoa, Luis Carlos Villegas, a visitar varios sectores que están en proceso de restauración después del desastre natural y a inaugurar algunos proyectos.

Sin embargo, según informó Presidencia, por mal tiempo no pudo llevarse a cabo la visita, enmarcada en medio de inconformidades de los damnificados de la avalancha que aún no han recibido las ayudas prometidas hace un año.

El alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, manifestó en su momento que el jefe de Estado entregaría las primeras 100 viviendas a los damnificados. 

“También algunos proyectos como la cancha de fútbol del Pepino, unas pavimentaciones que se están haciendo en la ciudad, de igual manera unos proyectos productivos que ya fueron asignados a 180 familias,  y también hará un balance de la inversión que ha hecho el Gobierno Nacional en el proceso de reconstrucción de Mocoa, afirmó Castro.

Entre tanto, los damnificados siguen clamando para que les entreguen las ayudas y se hagan realidad los proyectos que les anunciaron hace un año. 

“Ya son seis meses que estoy pagando el arriendo de mi propio bolsillo, por eso con toda seguridad puedo decir que en Mocoa vivimos dos avalanchas, una de lodo y piedras en la noche del pasado 31 de marzo del 2017, y otra avalancha de falsas promesas desde hace ya un año, reveló un damnificado. 

Otro de los damnificados agregó que no tienen acueducto desde hace un año y se pregunta: "¿Dónde está el agua potable que nos iban a dar hace seis meses?, ¿Dónde están las 300 viviendas que nos iban a entregar?, lo que demuestra que las cosas están funcionando como el cangrejo y como la tortuga, para atrás y lento”.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido