El río alcanzó las 18 mil unidades de turbiedad debido a un deslizamiento de tierra en la quebrada El Guamal.

Agua potable
El proyecto fue financiado por el Comando Sur de los Estados Unidos de América.
Foto: Archivo Colprensa

Con suspensión total del servicio de agua o con mínima presión en el suministro se encuentran más de  130 mil hogares en el municipio de Ibagué. El corte se debe al cierre de la bocatoma del acueducto de la ciudad producto de los altos niveles de  turbiedad del líquido.  

José Alberto Girón, gerente de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (IBAL), explicó que el río Combeima alcanzó las 18 mil unidades de turbiedad tras los constantes desprendimientos de tierra en la quebrada El Guamal, que desemboca en el mencionado afluente. 

"Estamos diagnosticando que tenemos desprendimientos de laderas de la quebrada El Guamal, el color del río es suelo diluido, nos está generando una altísima turbiedad y los que nosotros denominamos un 'pinponeo', que es que sube y baja la turbiedad, a medida que se desprende parte del talud de la quebrada", aseveró el funcionario. 

Personal  y maquinaria del IBAL avanzan en los trabajos de recuperación en la bocatoma para normalizar el servicio en la ciudad en las próximas horas. 

"El protocolo está activado, las alarmas están encendidas, todo el día vamos a tener baja presión e intermitencia, esperamos estar nivelando el sistema mañana a ver si efectivamente esos deslizamientos de taludes nos permiten tener un caudal mejor y una mejor turbiedad del río",  agregó el gerente Girón.  

El funcionario hizo un llamado a los usuarios que aún cuentan con baja presión del suministro, para hacer uso racional del agua mientras se soluciona la problemática.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido