Cargando contenido

La situación se registra desde diciembre de 2019 y se ha agudizado en estos primeros días del 2020.

En un albergue permanecen 150 familias desplazadas
Cortesía acalde de Olaya Herrera

Los municipios de la costa del Pacífico nariñense se encuentran en una grave situación de orden social, como consecuencia aumenta el número de personas que desde las zonas rurales están llegando a los cascos urbanos, huyendo de la violencia generada por los combates entre grupos armados ilegales que se disputan el territorio para controlar el negocio del narcotráfico.

Una situación similar se registró hace poco tiempo en las riberas del rio Chagüí del municipio de Tumaco y que fue atendida de manera especial por el Gobierno Nacional, con la llegada de personal militar y ayudas humanitarias que se llevaron a ese territorio, afectado por la situación de violencia que se extiende por otros municipios como Roberto Payán, Magüí Payán y Olaya Herrera.

Le puede interesar: Niños que se perdieron en selva amazónica se recuperan satisfactoriamente

En el caso de Olaya Herrera, desde finales del 2019 se estaba presentado una salida masiva de habitantes de su zona rural, pero en los últimos días la situación se complicó con la llegada de habitantes de municipios vecinos.

“El desplazamiento no ha parado desde diciembre. Simplemente que ha sido paulatino por temporada. Se siguen registrando desplazamientos gota a gota, pero hasta la semana pasada empezaron a llegar del municipio de Magüí, desde una vereda que se llama Bolívar, en estos tres  días han llegado despoblamientos de Roberto Payán y por eso nos sentimos muy afectados", explico Cruz Dalmiro Olmedo, alcalde del municipio de Olaya Herrera. 

El funcionario agregó que "a pesar de que el conflicto se ha desplazado a la parte alta de los ríos en limites con Roberto y Magüí Payan, las comunidades afectadas están más cerca de nuestra cabecera que de las propias”.

El alcalde también se refirió a las cifras de personas que se encuentran despezadas en su municipio. “En nuestro municipio ya llevamos 980 familias desplazados, es decir, unas 2.500 personas que se encuentran, 150 familias  en un albergue y las otras en casa de familia en la zona urbana y los indígenas en un lugar que se llama Bocas de Víbora a un kilometro del casco urbano, encontrando hasta 4 familias en una sola casa”.

Lea además: Ya son más de 1.600 los desplazados en Roberto Payán (Nariño) por enfrentamientos

Cruz comparó la situación que vice su municipio, con el caso de Tumaco hace dos semanas y enfatizó que hay "diferencias grandísimas. Lo de Olaya fue noticia nacional primero, tras el hallazgo de una fosa en la parta alta de los ríos. Nosotros estamos cargando con las ayudas mínimas pero en esta semana apareció la fundación FUPAD que está ayudando a las 534 familias que inicialmente llegaron desplazadas".

Finalmente, el alcalde expresó que ni la Gobernación del departamento de Nariño, ni el Gobierno Nacional han hecho presencia real en el territorio, para atender estos graves desplazamientos.

“Nos están discriminando porque ayudar solo a Tumaco, no es ayudar a la Costa Pacífica: Yo si me siento afectado, esperaba más, tanto del Gobierno departamental como del Gobierno Nacional”, concluyó el Alcalde Olmedo.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido