Cargando contenido

Edwin Besaile, Gobernador de Córdoba. Foto/archivo.



La Procuraduría General de la Nación suspendió por tres meses al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile Fayad, involucrado en el escándalo del cartel de la hemofilia. (Lea aquí: El cartel de la hemofilia defalcó $ 42 mil millones en Córdoba)

A través de un comunicado, la Procuraduría informó que la sanción provisional se deriva por del pago de más de $1.500 millones a la IPS San José de La Sabana .S.A.S., para la atención de 14 falsos pacientes supuestamente diagnosticados con hemofilia.

Según la Procuraduría, la suspensión provisional fue ordenada para evitar que el gobernador Besaile Fayad interfiera con el trámite de la investigación, teniendo en cuenta el grado de subordinación de los funcionarios que intervinieron en el trámite de los pagos a la IPS.

En el comunicado el Ministerio Público indica que se tuvieron en cuenta varias pruebas, entre ellas, la declaración a un medio radial donde el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons aseguró que su sucesor en 2016 siguió pagando las cuentas por la atención a falsos pacientes de hemofilia.

“También obran en el expediente declaraciones de los presuntos pacientes y del hematólogo que había certificado a los enfermos de hemofilia, quien denunció que su nombre y su firma fueron falsificados”, dice el comunicado.

El próximo lunes un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia le imputará cargos al gobernador Edwin Besaile por los delitos de concierto para delinquir y peculado por apropiación, también por presunta corrupción dentro del escándalo del cartel de la hemofilia.