La Superintendencia de Puertos y Transporte ordenará suspender y/o cancelar un total de 41.109 licencias a conductores que fueron sorprendidos en estado de embriaguez e investigará a las Secretarías de Tránsito que no aplicaron con rigor la norma.

Algunos de los resultados que reveló el estudio adelantado por la SuperTransporte son que de los 95.603 comparendos impuestos a nivel nacional a los conductores sorprendidos por las autoridades manejando en estado de embriaguez entre diciembre de 2013 y septiembre de 2016, el 43 por ciento de los casos, es decir, 41.109, los organismos de tránsito no han suspendido o cancelado las licencias, lo que representa un incumplimiento a la normatividad.

Según el informe, el valor de los 95.603 comparendos por embriaguez ascienden a los 832.323 millones de pesos y hasta septiembre de 2016 se han pagado 498 comparendos, las Secretarías de Tránsito tendrán que pagar multas de hasta 137 millones de pesos por cada licencia que dejaron de suspender y/cancelar.

Los resultados ubican a Bogotá como la mayor participación en estas infracciones con el 11.4 por ciento del total nacional (10.916); Medellín y Barranquilla ocupan el segundo y tercer puesto con 5.018 y 3.285 comparendos respectivamente.

El superintendente de Transporte, Javier Jaramillo, dijo que con los resultados del estudio, la entidad iniciará las investigaciones a las Secretarías de Tránsito por el incumplimiento de sus obligaciones legales, y darán traslado de estos resultados a la Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y Agencia Nacional de Seguridad Vial para que procedan frente al caso.